martes, 22 de mayo de 2012

425.- Robert Mugabe







Robert Mugabe


Robert Mugabe. Dictadores en activo

Robert Gabriel Mugabe (Kutama, 21 de febrero de 1924) es un político y militar zimbabuense, jefe de gobierno desde 1980, el primero en ejercer su función con el título de primer ministro y en la actualidad como presidente. La legitimidad de su gobierno es objeto de discusión, pues muchos sectores lo consideran una dictadura[cita requerida].
La imagen de Mugabe se ha ido transformando. Su prestigio inicial como héroe de la independencia de Zimbabue en 1980 se ha ido deteriorando por su responsabilidad en la crisis económica de su país (con una inflación que ha llegado a superar el 140.000.000%)1 y por la dudosa legitimidad de su gobierno, al que se acusa de mantenerse en el poder durante 30 años recurriendo con frecuencia al fraude electoral y ejerciendo una violenta represión contra sus opositores. Además, se le acusa de haber instigado la masacre étnica que tuvo lugar entre 1980 y 1987, conocida como Gukurahundi, la cual dejó un saldo de más de 20.000 ciudadanos de la etnia Ndebele o Matabele asesinados.

Trayectoria hasta la independencia de Zimbabue

Robert Gabriel Mugabe nació cerca de Kutama Jesuit Mission en el distrito de Zvimmba al noroeste de Salisbury en Rodesia del Sur.Su padre, Gabriel Matibili era de origen malawi junto a su madre Bona eran católico romano. Fue el tercero de seis hijos. Tuvo dos hermanos mayores, quienes murieron mientras Robert aún era muy Joven. Su padre, Gabriel Matibili, de oficio carpintero abandonó la familia en 1934 después de la muerte del hermano mayor, Michael, en búsqueda de trabajo en Bulawayo.
A los 17 años se formó como profesor de primaria, desempeñando esta función en Rhodesia del Sur. En 1948 viajó a Sudáfrica para ampliar sus estudios. Se licenció en letras por la universidad de Fort Hare (Suráfrica) en 1951.2 Más tarde, estudió economía en la Universidad de Londres. En 1960 regresó a Rhodesia del Sur y se unió a las filas de la guerrilla Unión Popular Africana de Zimbabue (ZAPU), para luchar contra el régimen racista dominado por la minoría blanca, que había implantado el régimen del apartheid en el país independizado de facto de Gran Bretaña y que no fue reconocido internacionalmente. Después de una intensa actividad guerrillera logró un acuerdo de paz en 1980 que transfería el poder a los negros, que representaban al 95% de la población del país. Por su parte, Mugabe accedió a la jefatura gubernamental y refundó el país con el nombre de Zimbabue.


Presidencia de Robert Mugabe

Robert Mugabe
En sus primeros años de gobierno buscó la cooperación con la China post-maoísta y alentó a los granjeros de origen británico a permanecer en el país, lo que consiguió que Zimbabue se convirtiera en uno de los mayores productores agrícolas de toda África, tanto de cereales como de tabaco, del que fue un gran exportador. Además, redujo drásticamente el analfabetismo hasta situarlo en menos del 10% y consiguió para su país un alto crecimiento económico. En 1990 renunció a convertir su régimen en marxista de partido único, optando por mantener el sistema multipartidista, aunque cambiando el sistema semipresidencialista por uno presidencialista.
A finales de la década de 1990, la economía empezó a decaer. En 1998 se vio obligado a afrontar una situación social y económica sumamente deteriorada, impulsando la reforma agraria para corregir el desequilibrio que suponía la posesión por la minoría blanca del 32% de todas tierras cultivables, lo que trajo como consecuencia un bloqueo económico de Estados Unidos y la Unión Europea.
En las elecciones de 2002 resultó elegido de nuevo, esta vez con el 56,2% de los sufragios contra el 41,9% de su principal rival, Morgan Tsvangirai. Sin embargo, estos comicios fueron denunciados como fraudulentos por la oposición.

Manifestación contra Mugabe celebrada en Londres (2006).

Las elecciones de 2008, dieron de nuevo como vencedor a Mugabe.
Los datos de la Comisión Electoral de Zimbabue indican que el opositor Movimiento Democrático de Cambio superó en primera vuelta al ZANU-PF.3 El candidato opositor Morgan Tsvangirai obtuvo el 47,9% de los votos, frente al 43% del presidente Mugabe.4 El gobierno convocó una segunda contienda electoral, pero la oposición se negó a participar debido al clima de represión que se vivía dentro del país,6 dejando el camino allanado para la reelección de Mugabe, que fue investido como presidente por sexta vez el 29 de junio de 2008.


Crisis económica

En 2008 la esperanza de vida en el país ha bajado a los 36 años, la mortalidad infantil hasta los 10 años es de un 650 por mil y la inflación anual se calcula en un 10.000% anual. Para redondear la situación, la tasa de desempleo ronda el 80% de la población adulta.8 Las medidas del gobierno han consistido en la regulación máxima de los precios, lo que ha llevado al cierre de más empresas, y a la detención, multa o encarcelamiento de más de 4.000 empresarios. En el año 2008 las cifras oficiales arrojan un 160.000% de inflación. Hace tiempo que los billetes ofrecen su valor en millones de dólares. Los billetes no son tales, en realidad, sino promesas de pago con caducidad (en cada billete está escrita la fecha en que caduca su valor, unos meses después). En plena crisis postelectoral, el gobierno sacó al mercado los nuevos billetes de 250.000 millones de dólares de Zimbabue. Esta situación de inseguridad monetaria ha incentivado un retorno al sistema de trueque y la aparición de un importante mercado negro.
El 21 de febrero de 2009, en momentos en que Zimbabue atravesaba la peor crisis social, económica y sanitaria de su historia, su longevo presidente, Robert Mugabe, celebró su cumpleaños junto con miles de seguidores en una lujosa fiesta que ha despertado unánimes críticas. El fastuoso menú de la fiesta, que al parecer costó más de 250.000 dólares, incluyó champán, coñac, langosta, caviar y pato. La fiesta coincidió con el pedido de Zimbabue a otras naciones africanas de 2000 millones de dólares para restaurar los sistemas de salud, educación y aguas del país.

Relaciones Internacionales

En el mundo occidental la situación de los derechos humanos en estados gobernados por personas de color se ha considerado a menudo un tema tabú, especialmente en la década de 1980, en que se concedió prioridad informativa a la lucha contra el apartheid en África del Sur. Cuando se supo que Mugabe había emprendido una campaña de purgas y terror estatal (el Gukurahundi) se intentó justificar la misma como una respuesta a la amenaza de un golpe de estado por sus rivales del ZAPU.
Actualmente, Mugabe cuenta con el apoyo de los gobiernos de China,10 Venezuela11 y Gabón.12 China ha intentado recientemente vender armas al gobierno de Mugabe, pero ningún país abrió sus costas al barco que las traía.
Por otra parte, Estados Unidos y el Reino Unido están propiciando sanciones contra el gobierno de Mugabe, al que consideran ilegítimo. El 27 de junio de 2008, Javier Solana, jefe de la diplomacia europea, declaró que los resultados de la segunda vuelta de las elecciones del 2008 no podían considerarse legítimos, pues se había negado al pueblo la posibilidad de elegir libremente.
En febrero de 2012, en una declaración pública le dijo al primer ministro británico David Cameron que se puede «ir al infierno», luego que éste le pidiese respeto hacia los homosexuales.





ÁFRICA | Según publica la prensa
10/04/2012
Robert Mugabe 'lucha por su vida' en Singapur


El presidente de Zimbabue, el controvertido Robert Mugabe, "está luchando por su vida", según ha revelado el periódico 'The Australian'. El 'viejo león' está ingresado, según esas mismas fuentes, en un hospital de Singapur tratándose su larga dolencia de cáncer de próstata. Las alarmas saltaron cuando se supo que se había cancelado una reunión del gabinete gubernamental de forma inesperada.


Por su parte, el periódico 'The Zimbabwe Mail' ha revelado que "varios miembros de su familia se trasladaron urgentemente el pasado sábado en un avión privado hasta el país asiático". Se habla hasta de que se habría pactado ya la sucesión del presidente antes de su partida. El poder recaería ahora en manos de su ministro de Defensa, Emerson Mnangagwa, hombre fuerte del partido de Mugabe, Zanu-PF.


Sin embargo, otro periódico, 'The New Zimbabwe' y el propio portavoz del Gobierno, niegan que Mugabe esté siendo tratado de una grave dolencia y afirman que se trata de una revisión rutinaria e, incluso, que ha ido a Singapur a ser tratado de cataratas o a cerrar un postgrado universitario que una de sus hijas realizará a partir de septiembre en la isla.


Mugabe, de 88 años, es una de las figuras más controvertidas e importantes del mapa político del sur de África. Lleva en el poder desde 1980, momento de la independencia, y su carrera política pasó de ser un ejemplo de gobernante que luchaba contra la discriminación racial y el fomento de la educación a convertirse en el protagonista de una de las mayores tragedias acaecidas en el continente. Permitió el robo indiscriminado de tierras a los granjeros blancos y una matanza étnica dentro de su país de la que quizá algún día se conozcan sus proporciones.


"No puede haber cambio de poder, ya que el Tribunal Penal Internacional podría juzgar a toda la cúpula militar y gubernamental cuando se sepa realmente lo que ha ocurrido", explicaba a ELMUNDO.es un zimbabuense muy relacionado con el poder y que por motivos de seguridad no podía revelar su nombre.


Zimbabue pasó de ser uno de los países más ricos del continente a convertirse en uno de los más pobres. Ha perdido su moneda, ha tenido lugar una huida casi total de la inversión extranjera y el país languidece a la espera de que Mugabe deje el poder. Un deseo que se expresa siempre en voz baja.


En todo caso, la noticia de que Mugabe está siendo tratado en Singapur no es nueva. El presidente lleva varios años de tratamiento en el exclusivo hospital asiático, mientras su país se deshace, gastando varios millones de dólares en cada viaje que hace para cuidar su delicada salud.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada