viernes, 15 de junio de 2012

509.- Las dos reinas del rey Juan Carlos

Los españoles todavía no salen de su asombro después de que una operación de cadera revelara un polémico y carísimo safari de caza del rey Juan Carlos en África. | Foto: Cedoc



Las dos reinas del rey Juan Carlos

Acaba de ser dado de alta pero sigue en el centro de la polémica por un carísimo safari. Hasta se habla de abdicación. Quién es su "amiga", Corinne Larson.

Los españoles todavía no salen de su asombro después de que una operación de cadera revelara un polémico y carísimo safari de caza del rey Juan Carlos en África. El incidente está provocando opiniones de toda índole entre la opinión pública y los políticos españoles. Algunos se plantean la abdicación del rey, a favor de su hijo Felipe, y otros directamente abogan por el fin del sistema monárquico.

El caso también fue la comidilla de la prensa mundial durante toda la semana. Medios de uno y otro lado del Atlántico comentaron los detalles de la polémica levantada en España. Pero por si todo esto fuera poco, ahora se habla de un personaje que, hasta ahora, había permanecido en las sombras: la misteriosa alemana, rubia y hermosa, que pasa los fines de semana con el rey y que estaba con él en Botswana el día en que se quebró la cadera.

Diarios de prestigio en Europa reproducen ahora un controvertido artículo firmado por Gian Antonio Orighi y publicado el diario italiano La Stampa, en el que afirma que “en España hay dos reinas”. Se refiere, por supuesto, a Sofía de Grecia, la esposa del rey desde hace casi 50 años, y a Corinne Larson. El artículo abunda en detalles: “Nació en Ditzingen, y se ha vuelto de sangre azul gracias a su segundo matrimonio, en 2000, con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein.

Antes de ese enlace, se había divorciado de Philip Atkins, con el que en 1992 tuvo una hija, Nastassia. Entre uno y otro matrimonio mantuvo una relación y llegó incluso a comprometerse con Muck, uno de los Flick, una familia que controla gran parte del imperio Mercedes Benz. "Hace años que vive en Madrid con sus dos hijas. Es la aristócrata que acompaña al Rey en los viajes y hasta lo representa en el extranjero”, agrega Orighi.

Empresaria, impulsora de campañas solidarias, con una intensa vida social y muy aficionada a la vela y la caza, Corinne pasa largas temporadas en España y se la vincula sentimentalmente con el rey desde hace años. Se dice que se conocieron en 2006, en un banquete que ofreció en honor del monarca cuando visitó Ditzingen, un pueblo del sur de Alemania. Después ella viajó a Mallorca y a Valencia, para las competiciones de la Copa del América de Vela, donde coincidió nuevamente con el rey.

Por aquel tiempo, un famoso artículo del ex director del diario ABC, José Antonio Zarzalejos, se refería al “notorio fracaso” del matrimonio de Juan Carlos con doña Sofía e insinuaba que “su estrecha e íntima amistad con Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha dejado de constituir un rumor para convertirse en una certeza”. Dicen que la mujer estaría viviendo cerca del propio palacio de La Zarzuela, y que el rey ya la habría presentado a sus hijos.  Según la “prensa del corazón” de España, Corinna organiza cacerías en África para nobles y multimillonarios a través de la empresa Boss&Company Sporting Agency, de la que llegó a ser consejera delegada.

La revista francesa Point de Vue habla del drama de la reina Sofía en todo este proceso: “La serie negra continua en la familia real española. Dos veces, a lo largo de la semana, han rozado el drama. Desde hace varias semanas, la reina debe afrontar uno tras otro los golpes”. “La reina sufre”, agrega la revista, “pero mantiene el tipo de cara a la prensa, mostrándose siempre optimista. No busca negar la situación, simplemente es elegante”. Esta semana visitó dos veces al rey en la clínica San José, donde está internado. Sonriente, habló a la prensa sobre el estado de su esposo y, al dirigirse hacia su auto, alguien le preguntó: “¿Qué opina del viaje a Botswana?”. Pero la pregunta se quedó sin respuesta.






La "otra Reina de España": 


Corinna fue agasajada como consorte del Rey de España en un viaje a los Emiratos Árabes


La aristócrata alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein fue recibida con "honores de consorte" por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos, durante un viaje que hizo acompañando al rey Juan Carlos.


La alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, de 47 años, amiga del rey Juan Carlos de España, fue recibida con "honores de consorte" por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos durante un viaje a la capital de ese país, el pasado mes de noviembre, cuando acompañó al rey al Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dhabi, según revelaron fuentes diplomáticas al periódico on-line español El Confidencial. 


La publicación informa que el rey de España y Corinna zu Sayn-Wittgenstein viajaron a Abu Dhabi por  invitación del emir Mohammed bin Rashid Al-Maktoum. También estuvieron presentes los presidentes de Sudáfrica, Rwanda, Gabón, Guinea, Chechenia y Seychelles, así como miembros de las familias reales de Arabia Saudí, Jordania, Omán y Qatar. Casi todos ellos acompañados de sus respectivas esposas.


Mientras el rey don Juan Carlos y los demás jefes de Estado presenciaban el Gran Premio de Fórmula 1 y celebraban diversos encuentros de carácter privado, sus respectivas esposas mantenían una agenda paralela sólo para mujeres, ajustándose así al estricto código social de la inmensa mayoría de los países árabes, donde hombres y mujeres se reúnen por separado. 


Corinna, según las fuentes diplomáticas consultadas, recibió en todo momento el mismo trato que las demás consortes (primeras damas o reinas) presentes en Abu Dhabi.


La compañera íntima de Juan Carlos de Borbón remplazó así a la reina de Sofía, asistiendo a un almuerzo en el Palacio de Al-Bahar ofrecido por la jequesa Fathima bint Mubarak, viuda del emir de Abu Dhabi, que ostenta el título de "Madre de la Nación" desde el fallecimiento del emir. 


El banquete, según las mismas fuentes, se celebró en honor de las primeras damas presentes aquellos días en Emiratos Árabes. Y a él acudieron, además de la princesa Corinna, las esposas de los presidentes de Suráfrica y Rwanda o las consortes de varios jeques y ministros del país anfitrión.


Esta no habría sido, sin embargo, la primera vez. Como publicó la revista Vanity Fair hace un tiempo, ya en 2006 viajó a Arabia Saudita como "consejera estratégica", repitiendo al año siguiente "para llevarle a título particular, un mensaje altamente confidencial al príncipe Al-Waleed de Arabia Saudita de parte del rey".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada