miércoles, 11 de septiembre de 2013

596.- Juegos Olímpicos: Madrid 2020, crónica de una muerte anunciada


Juegos Olímpicos: 
Madrid 2020, crónica de una muerte anunciada

@jiNKampano nos analiza la velada de la elección de la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, donde Madrid 2020 y España cayó con estrépito en primera ronda contra pronóstico. La ciudad de Tokio será la anfitriona de los JJOO de 2020. Nosotros seguiremos echando de menos Barcelona ’92

No se engañen, por mucho que los JJOO se traten del mayor acontecimiento deportivo del planeta tierra, en las decisiones del Comité Olímpico Internacional poco importan los credenciales que presenten los deportistas. Su decisión no se basa en los éxitos de un Rafael Nadal, un Pau Gasol, o una Mireia Belmonte. En las decisiones del COI el mayor peso lo tienen las finanzas y la política, y es ahí donde teníamos todas las de perder.

Miles de personas esperaban ayer el oxígeno olímpico para intentar recomponer con él, la autoestima de un país muerto, un país hundido, un país anclado en su mayor crisis financiera y moral. Un país que, una vez más, tendrá que conformarse con las alegrías de sus maravillosos deportistas, porque del resto…


¿Qué esperaban? Que siguiese el tinglado, que siga la fiesta en modo NON-STOP para seguir llenándose los bolsos con contratos inflados que luego pagarían los españolitos de ‘a pie’. Y por lo cual, en cierta manera, me alegro no nos concediesen tal evento.

Pero no cuela. Es triste pero prefieren los residuos radiactivos de Fukusima o las revueltas sociales de Estambul a dárselo al grano en el culo del mundo, porque, señores, eso es lo que somos. Somos la peste de Europa, una almorrana en el culo del planeta tierra, “El Paquirrín de turno entre los países Cayetanos”.

Juegos Olímpicos: Madrid 2020, crónica de una muerte anunciada - Ana Botella



Presentamos a un país campeón del mundo en paro, subcampeón de Europa en deuda, primera potencia mundial en corrupción política y medalla de honor en trasfusiones de sangre… Qué podíamos esperar, ¿que nos concediesen las olimpiadas?

La ‘marca España’ está ligada irremediablemente a la casta política, no a nuestros excelentes deportistas. Y por mucha fuerza de voluntad que ellos pongan, no podrán dejar de ser las víctimas del poder. Examinan a los políticos, que en España están muy por debajo del nivel de sus deportistas.

La casta política, encabezada por su Presidente del Gobierno, y la alcaldesa de la capital de España, no ha sabido realizar un discurso en inglés. Unos porque directamente no saben, y otros porque no saben más que «A relaxing cup of café con leche», con un ‘spanglish’ sobresaliente, dejando el trabajo de los Pau Gasol, Mireia Belmonte, o el príncipe Felipe, entre otros, a la altura del betún.

Seamos realistas, para el COI la marca España son sus políticos, no sus deportistas. Ha sido la casta política la que, optimismos al margen del tipo “Madrid es una ciudad divertida” (¿?), no han podido ganar los votos reales. Qué es lo que faltó por decir… ¿Gibraltá ejpañó? ¿Ponles ‘la Macarena’? ¡POR FAVOR! Siento vergüenza ajena.

No es posible competir con un coloso financiero, tecnológico e industrial como Japón vendiendo “austeridad” cuando el COI lo que quiere es un evento espectacular y las garantías de ello, y Tokio se lo ofrecía. Hasta en esto nos equivocamos.

Nuestra casta política ha dejado la credibilidad de este país a nivel 0. Nivel al que hoy, por más que se esfuercen en vender humo, España no tiene sostén financiero ni credibilidad para lanzarse a un acontecimiento social y deportivo de primera magnitud. Da igual que don Mariano Rajoy se presente a última hora con los ‘brotes verdes’ de la presunta mejora con los ¿31 parados menos? (Mariano, ¿Nos tomas el pelo?) o el ministro español de Economía y ¿Competitividad?, Luis de Guindos, el cual cree que la incipiente mejoría económica en España, provocadas por las políticas de austeridad aplicadas en la eurozona, serán suficientes para empezar a crear empleo y salir de la recesión el segundo o tercer trimestre del próximo año. (Luis, ¿Nos tomas el pelo?). Señores, no cuela, su verborrea y humo solo cuela en la borregada española, pero en los países serios, no, y en gente seria, tampoco.

España es “Operación Puerto”, y sea injusto o no, así ven al deporte español fuera de nuestras fronteras, el cual tardará en aminorar su mala imagen. Una vez más, también en temas de dopaje, la casta política ha actuado tarde, y mal.

Madrid 2020 ya no está en nuestro horizonte deportivo y, dicho sea de paso, tampoco Madrid 2024, que va para Berlín o París, así que ni se molesten, señores de la casta, en gastar dinero que no tenemos y dediquen el tiempo en pensar como reducimos los 6 millones de parados o que podemos ofrecer al mundo que no sea ladrillo y corrupción. El deporte no tendrá el refugio político, por tanto, la inversión en deporte se verá reducida e irremediablemente su nivel bajará. Es triste e injusto, como la vida misma, pero discursos como el de Pau Gasol, quedarán en el olvido por los delirios de grandeza de la casta, los cuales priman.

“Desearía un hijo en el futuro. A veces, me pregunto qué tipo de padre seré, cómo serán mis hijos. Tengo que la sensación de que serán altos (risas).

Lo que si tengo claro es que desde jóvenes les inculcaré la práctica del deporte. Lo digo, porque el deporte enseña a los niños todo aquello que realmente es importante en la vida. Además, aprendes a competir y muchos otro valores importantes para los niños. El deporte te hace mejor persona.

Queridos miembros, si me permiten que termine con una opinión personal, les diría que Madrid 2020 entiende que el deporte es un derecho humano y todos los niños se merecen la oportunidad de practicar deporte.

Si ustedes hoy eligen a Madrid, que sinceramente lo deseo, estoy seguro de que no van a encontrar una casa más segura para los JJOO 2020, ni mejores socios durante los próximos siete años que España.

Muchas gracias, ha sido un honor dirigirme a todos ustedes. Ahora les dejo con las dos veces medallitas de oro, Theresa Zabell.”

Pau no podrá ver, al menos de momento, a sus hijos celebrar unos JJOO en su país. Pau seguirá sin ver reconocido los extraordinarios méritos deportivos que él y una generación de deportistas maravillosos han aportado a España y el mundo.

La corrupción de la casta política, el poderoso caballero don dinero, las trasfusiones de sangre y el «A relaxing cup of café con leche», con un ‘spanglish’ memorable, se lo han impedido. Estas circunstancias dejan a España fuera como de si un grano en el culo se tratase, y no hay alteza que lo pueda eludir, por más que en tres idiomas hable.

Ya que nuestros dirigentes viven en su Matrix particular, ha tenido que ser un miembro del COI el que, con una sentencia tajante, nos marque el camino. Nawal Moutawakel (COI): “Creemos que España debe invertir sus recursos económicos en materias más importantes que los JJOO”

‘Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, y otras hacen que suceda’.

Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

___________________________________
@jiNKampano

Raúl Escudero Campano (@jiNKampano): Castellano de nacimiento. Me gustan los deportes; en su momento practicarlos, ahora verlos, y en esta nueva etapa, analizarlos. Desde mi humilde opinión constructiva, dado que siempre me ha gustado escribir, espero aportar mi grano de arena desde el proyecto @CompartirPasion (http://CompartirPasion.com) a una profesión que en el ámbito deportivo está en decadencia. Seré lo más constructivo, objetivo e instructivo posible. Que lo disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada