miércoles, 22 de octubre de 2014

826.- El PP nunca ha expulsado a militantes por corrupción




El PP nunca ha expulsado a militantes por corrupción

Rato, Bárcenas o Naseiro pidieron la suspensión de militancia, un camino intermedio para evitar al partido la apertura de expedientes de salida definitiva.

ANA PARDO DE VERA Madrid 22/10/2014 


Existe una fina línea entre la expulsión y la entrega voluntaria del carné del partido que el PP nunca ha traspasado en el ámbito de corrupción, pues, hasta ahora, y con más o menos dureza, ha conseguido que todos aquéllos implicados en escándalos de este tipo hayan pedido la suspensión de militancia, un recurso que, generalmente, queda sin resolver en el limbo del olvido.

El último en romper termporalmente su afiliación ha sido Rodrigo Rato, muy presionado por la calle Génova, pero también lo hicieron en su día los exgerentes del partido Rosendo Naseiro o Luis Bárcenas, que se dieron de baja en el partido de forma voluntaria o pareciéndolo; esto es, sin que el PP  tuviera que abrir un expediente de expulsión en el seno del Comité de Derechos y Garantías, el órgano sancionador interno de la formación que actualmente preside el secretario general del PP de Castilla y León y alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Del mismo modo ocurrió con Jaume Matas, el expresidente de Illes Balears y exministro de José María Aznar que abandonó su militancia de 17 años en marzo de 2010 junto a algunos de sus consellers, como Josep Juan Cardona, que se fue voluntariamente del partido tras su implicación en el caso Scala.

Rehabilitación o suspensión indefinida

¿En qué queda la suspensión de militancia? En el caso de Rosendo Naseiro, tanto él como los otros implicados en la operación que llevaba su nombre en los noventa, que entregaron asimismo su carné de afiliados (Ángel Sanchís, extesorero de AP, y Salvador Palop, exconcejal de Valencia), fueron rehabilitados en 1992. Es decir, el PP acordó devolverles el carné de militantes al admitir el Tribunal Supremo que no podía procesarles por presunta financiación ilegal del partido debido a la falta de pruebas.

Luis Bárcenas, por su parte, entregó a su partido el carné de forma temporal hasta que se resolviesen sus implicaciones judiciales en 2010, un año después de que fuera imputado en el caso Gürtel por el juez Baltasar Garzón. El extesorero del PP está en la cárcel y sigue suspendido temporalmente de militancia, pues nunca se le abrió un expediente del expulsión. En realidad, según decretó un juzgado de Madrid el pasado mes de julio, tampoco ha sido despedido del PP por el PP, sino que está en excedencia.

Todo está dirigido, pues, en el Partido Popular a hacer el menor ruido posible con un asunto que cada vez preocupa más a los ciudadanos, según la última encuesta del CIS: la corrupción política. La suspensión temporal de militancia, particularmente si es solicitada voluntariamente, es el recurso más sencillo y rápido frente a la apertura de un expediente de expulsión, además de que puede ser alargada indefinidamente. Rato se resistió a entregar su carné -en Radio Nacional aseguró la semana pasada que no lo haría sin explicarse primero-, pero finalmente, muy presionado por los mensajes que le llegaban desde la calle Génova para que renunciase y con Mariano Rajoy y Dolores de Cospedal sin ponerse en contacto con él, el exvicepresidente de Aznar anunció ayer a última hora que se iba temporalmente hasta resolver su situación en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid. Para un sector del PP, esta renuncia -que seguramente quede en eso de forma indefinida- es un gesto "poco contundente" y Rato debería de haber sido expulsado del partido inmediatamente, pues aunque los tribunales lo absuelvan, el comportamiento del exdirector gerente del FMI es "inadmisible" en un alto cargo frente a la opinión pública. Por ello, la opinión mayoritaria entre los conservadores es que Rato "no será rehabilitado" y el PP actuará al más puro estilo Rajoy: dejar pasar el tiempo y dejar actuar a los tribunales con Rato apartado ya del partido.

Motivos de expulsión 

Con todo, en el PP sí ha habido expulsiones, aunque ninguna de ellas ha afectado a los implicados en casos de corrupción política. A saber, se expulsó al miembro de Nuevas Generaciones de Toledo, Jaime Ferrero, cuyas fotografías con gatos muertos coparon las redes en 2008; se expulsó en enero de este año al alcalde de San Juan de la Rambla (Tenerife) tras ser condenado por conducir ebrio, o se expulsó en 2007 al concejal Francisco Rey por apoyar una iniciativa que pretendía quitar el nombre de la localidad de Ermua al Foro de este nombre.





Los miembros del Gobierno de José María Aznar posan en La Moncloa tras anunciar éste los cambios en julio de 2002. De izq. a drch. y de delante hacia atrás, Trillo, Palacio, Rajoy, Aznar, Rato, Michavila, Montoro, Arias Cañete, Del Castillo, Acebes, Álvarez-Cascos, Zaplana, Arenas, Matas, Pastor y Piqué. EFE

El 75% del Gobierno Aznar está imputado, cobró sobresueldos o duerme en prisión

El presidente y once de los 15 ministros del penúltimo Gabinete del PP en la época del presidente de Faes están en la cárcel, imputados o figuran en la contabilidad del PP investigada en el 'caso Bárcenas' por presunta financiación ilegal.

ANA PARDO DE VERA Madrid 21/10/2014 

Los miembros del Gobierno de José María Aznar posan en La Moncloa tras anunciar éste los cambios en julio de 2002. De izq. a drch. y de delante hacia atrás, Trillo, Palacio, Rajoy, Aznar, Rato, Michavila, Montoro, Arias Cañete, Del Castillo, Acebes, Álvarez-Cascos, Zaplana, Arenas, Matas, Pastor y Piqué. EFE
La foto del antepenúltimo Gobierno de José María Aznar (julio de 2002) es el mejor reflejo del momento en que se encuentra hoy el Partido Popular: el 75% de ese Consejo de Ministros -incluido el jefe del Ejecutivo- está implicado en temas judiciales en distinto grado; desde Jaume Matas (ministro de Medio Ambiente), que está en la cárcel, hasta Ana Palacio (ministra de Asuntos Exteriores), que presuntamente cobró un sobresueldo del PP (6.000 euros) que podría proceder de la caja B manejada por el extesorero Luis Bárcenas, según la documentación que obra en poder del juez Pablo Ruz, instructor del caso Bárcenas.

- JOSÉ MARÍA AZNAR: expresidente del Gobierno entre 1996 y 2004; la contabilidad del PP en poder del juez Ruz lo señala como receptor de sobresueldos por valor de 782.695 euros entre 1990 y 1996. Actualmente, preside el think tank del PP, la fundación FAES y es presidente de Honor del PP.

- MARIANO RAJOY: fue nombrado por Aznar ministro en varios departamentos y vicepresidente primero del Gobierno entre 1996 y 2003. Figura en la documentación investigada por Ruz en el caso Bárcenas como receptor de 1,58 millones de euros como sobresueldos del PP entre 1990 y 2011. Aparece en los papeles manuscritos de Bárcenas también como receptor de 322.231 euros (1997-2008) en distintas aportaciones de dinero y de 33.207 euros en gastos de ropa (2003-2008). Hoy es presidente del Gobierno y del Partido Popular (PP)

- RODRIGO RATO: vicepresidente y ministro de Economía en los gobiernos de Aznar; posteriormente, fue nombrado director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), con rango de jefe de Estado, y presidente de Caja Madrid y de Bankia. Recibió sobresueldos del PP entre 1990 y 2011 por valor de 36.247,26 euros y figura en las anotaciones de Bárcenas como destino de 216.711 euros (1997-2004). Además, está IMPUTADO por la operación de salida a bolsa de Bankia y por el uso de una tarjeta opaca de Caja Madrid. Hoy es consejero de Telefónica y tiene la militancia en el PP suspendida temporalmente a petición propia.

- JAVIER ARENAS: fue ministro y vicepresidente en los gobiernos de José María Aznar, así como secretario general del PP. Según la documentación en poder de Pablo Ruz, recibió 1,15 millones de euros de sobresueldo del partido entre 1990 y 2011. En las notas de Bárcenas, figura como receptor de 225.762 euros (1997-2004). Actualmente, es vicesecretario general del PP para asuntos territoriales.

- FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS: fue ministro y vicepresidente en los gobiernos de Aznar, además de secretario general del PP. Según las anotaciones de Luis Bárcenas que obran en poder de Ruz, habría cobrado 321.391 euros de sobresueldos del PP entre 1990 y 2004. Según la contabilidad investigada del partido, podrían ser 575.795 euros entre 1990 y 2011. Actualmente y tras su salida del PP por no haberle hecho Rajoy candidato a la Presidencia del Principado de Asturias, preside el Foro Asturias. 

- ÁNGEL ACEBES: fue ministro de Aznar y secretario general del PP. Según la documentación aportada a la Justicia en el caso Bárcenas, cobró más de un millón de euros en sobresueldos entre 1990 y 2011. En los papeles del extesorero, están anotados 107.100 euros de 2004 a 2008. Ayer martes 21 de octubre fue IMPUTADO por presunta apropiación indebida en la compra de acciones de Libertad Digital con el dinero negro del partido y revelada por Bárcenas.

- JAUME MATAS: ministro de Medio Ambiente de Aznar entre 2000 y 2003 y presidente de Illes Balears. Está en la CÁRCEL desde este mes de julio, condenado por tráfico de influencias. Figura en los papeles de Bárcenas como receptor de una entrega de dinero (8.400 euros) en 2003 con el concepto "para piso".

- FEDERICO TRILLO-FIGUEROA: fue presidente del Congreso y ministro de Defensa durante los gobiernos de Aznar. Cobró sobresueldos del PP de 187.650,28 euros entre 1990 y 2011, según la documentación investigada por Ruz. Bárcenas anotó en sus papeles entregas de dinero a Trillo entre 2001 y 2006 por valor de 185.256 euros. Hoy, quien fuera el máximo responsable de los asuntos jurídicos del PP durante la etapa de oposición del PP de Rajoy, es el embajador de España en Reino Unido.

- PILAR DEL CASTILLO: ministra de Educación, Cultura y Deporte en el Gobierno Aznar de 2000 a 2004, figura en los papeles de Bárcenas como receptora de 9.000 euros en 2004. Actualmente, es eurodiputada del PP.

- ANA PALACIO: ministra de Asuntos Exteriores en el Gobierno Aznar entre 2002 y 2004. Figura en los papeles de Bárcenas como receptora de un pago de 6.000 euros en 2004. Palacio es abogada defensora del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi y es consejera electiva del Consejo de Estado.

- MIGUEL ARIAS CAÑETE: ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación entre 2000 y 2004 y entre 2011 y 2014. Según los datos que investiga Ruz en el marco de la presunta financiación ilegal del PP, Arias Cañete habría cobrado 318.199 euros entre 1999 y 2011. Acaba de ser nombrado comisario de Clima y Energía de la Comisión Europea tras liderar las listas del PP a las europeas del pasado mes de mayo.

- CRISTÓBAL MONTORO: ministro de Hacienda en el Gobierno de Aznar entre 2000 y 2004. Figura en la documentación que investiga Ruz como receptor de sobresueldos por valor de 296.263 euros entre 1993 y 2011. Actualmente, Montoro es ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en el Gobierno de Rajoy.




¡Que vengan imputados de casa!

Juan Carlos Escudier
22 oct 2014

Parecía imposible superar el grado de higiene democrática alcanzado hasta que el PP ha ejecutado un triple salto mortal con tirabuzón y doble pirueta en medio del delirio de la concurrencia. Hasta ahora, lo normal venía siendo que el partido presentara un candidato y que, tras un tiempo en el desempeño de sus funciones, fuera imputado por corrupción. Como el asunto podía prolongarse más de lo necesario, los de Rajoy han patentado un nuevo sistema mediante el cual el llamado a tomar posesión ya viene imputado de casa, lo que facilita mucho el trabajo.

Es el caso de Felipe del Baño, exconcejal de un pueblo de Valencia, San Antonio de Benagéber, imputado por prevaricación junto al alcalde del municipio por el encargo de unos libros cuyo paradero se desconoce que costaron 50.000 euros y por un contrato verbal para un trabajito de jardinería que se llevó otros 50.000 del ala. Del Baño toma posesión del escaño de diputado autonómico de Juan Cotino, todo un símbolo en Valencia, que deja la política decepcionado por no haber logrado aún ser imputado pese a las habilidades que había demostrado para ser acreedor de tal distinción.

El PP lo tenía todo previsto. Por si a Del Baño, en un acceso de vergüenza torera, le hubiesen dado ganas de renunciar al acta, el siguiente en la lista era el alcalde de Enguera, Santiago Arévalo, también imputado por prevaricación. Eso sí, para no distraerse y dedicarse en cuerpo y alma al escaño, Del Baño ha renunciado a su puesto en el comité de derechos y garantías de la organización en Valencia, que es el órgano que se encarga de aplicar el código ético de los populares.

Todo apunta a que el partido de la regeneración está ensayando un nuevo sistema de cuotas para golfos, primer paso antes de establecer la obligatoriedad de listas cremallera en las que la paridad sea absoluta. En las Corts valencianas, con Del Baño son tres los imputados, aunque Ricardo Costa y Yolanda García lo sean por el caso Gürtel.

Como tres parecieran pocos, otra diputada del PP, Elisa Díaz, decidió hacer la guerra por su cuenta y en una disputa a cuenta de una pelea entre perros dio un mandoble a una británica que la dejó sorda. El fiscal le pide año y medio de cárcel. Díaz es hija del excalde de Alicante Luis Díaz Alperi, quien, tontamente, dimitió hace meses como diputado justo cuando tenía abierto juicio oral por tres delitos contra Hacienda y uno de cohecho impropio, además de estar implicado en el caso Brugal por favorecer, presuntamente, al empresario Enrique Ortiz en el Plan de Ordenación Urbana de la ciudad.

El PP parece bien situado en Valencia para conseguir su objetivo, aunque hay que reconocer que Baleares aún tiene ventaja con sus docenas de imputados y condenados gracias, fundamentalmente, a la impronta de Jaume Matas, el hombre que popularizó las escobillas de váter de 300 euros que hasta ese momento eran las grandes desconocidas del interiorismo. Un estudio del Círculo Catalán de Negocios concluía recientemente que Baleares fue entre 1984 y 2013 el territorio con más casos de corrupción por millón de habitantes (31), con una querencia irresistible de sus protagonistas a militar en el PP.

Gran parte del trabajo constante realizado por los populares puede verse ahora felizmente culminado, donde no hay día que un exministro no pase por el juzgado y enseñe el DNI. Tal y como publica hoy en ese diario Ana Pardo de Vera, el 75% de los ministros de uno de los Gobiernos de Aznar está imputado, cobró sobresueldos o, como es el caso del ya citado Matas, cumple condena entre rejas.

Sin embargo, ha tenido que pasar demasiado tiempo para que los frutos estén a la vista. De ahí que la idea de que los cargos electos sean ocupados directamente por imputados sea revolucionaria. Enhorabuena al ideólogo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada