viernes, 8 de febrero de 2013

553.- Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica – 1ª Parte

Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 1ª Parte

Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica – 1ª Parte



El Vaticano posee el segundo tesoro en oro más grande del mundo

En la revista italiana “Oggi” el tesoro en oro del Vaticano, en base a “informaciones extraordinarias” fué colocado detrás del de los EEUU, como el segundo más grande del mundo con: 7.000 millones de liras = 3.500.000.000 Euros. En comparación, el valor del tesoro en oro del estado de Italia es de “sólo” 400 mil millones de liras.

Esto fue en 1952. ¡Cual será el tamaño actual del tesoro del Vaticano? Calculemos el incremento del valor, entonces el valor del oro sería hoy un 63 % más alto. Con la venta del tesoro del Vaticano, según el momento de un eventual desembolso, podría haber producido una ganancia de un 650 %. Y aquí uno se pregunta:

¿Cómo llegó el Vaticano a este enorme patrimonio en oro?
_____________________________________________________


Acciones

El Vaticano juega al póker con enormes reservas financieras en Wallstreet

“Las reservas financieras exteriores del Vaticano se encuentran concentradas principalmente en Wallstreet. En total el patrimonio de la central de la iglesia, en acciones y otras participaciones en capitales, en el año 1958 deberían haber alcanzado unos 50 mil millones de marcos alemanes”.

Esta cifra mientras tanto, debe haber crecido probablemente en mucho más de 100 mil millones de Euros.¿Cómo llegó el Vaticano a esta inmensa fortuna en acciones?
______________________________________________________

Consorcios

El Vaticano es el “mayor consorcio económico-religioso”“El Vaticano es hoy el consorcio económico-religioso más grande del mundo y sólidamente comprometido en innumerables empresas del ámbito de inmobiliarias, plástico, electrónica, acero, cemento, textiles, química, alimentos y construcción.”

“La firma Italgas, perteneciente al Vaticano, tiene sucursales en 36 ciudades italianas. El Vaticano también participa en alquitrán, hierro, destilerías, agua potable, hornos a gas, hornos industriales etc. De los aproximadamente 180 institutos financieros italianos por lo menos un tercio dispone de dinero del Vaticano.

El Vaticano es dueño de muchos de los bancos romanos más influyentes y participa en Europa, Norte y Sudamérica, en una abrumadora cantidad de poderosas empresas, algunas pertenecen mayoritariamente al Vaticano, como por ejemplo: Alitalia y Fiat.

¿Cómo llegó el Vaticano a este enorme patrimonio?
_____________________________________________________

Tierras

La iglesia es el mayor terrateniente del mundo occidental

Algunos ejemplos:

Alemania: Con 8,25 mil millones de m2 es el mayor propietario en tierras, corresponde bien a la mitad del estado alemán de Schleswig-Holstein o al tamaño de Bremen, Hamburgo, Berlín y Munich juntos.
Italia: Más de 500 000 ha. de superficie agraria
España: Aprox. el 20 % de toda la campiña
Portugal: Aprox. el 20 % de toda la campiña
Argentina: Aprox. el 20 % de toda la campiña
Inglaterra: Aprox. 100.000 ha.
EEUU: Más de 1.100.000 ha. de superficie agraria

Pastizales y bosques no son incluidos.

¿Cómo llegó la iglesia a esta inmensa cantidad de tierras?

Ciudades / Inmuebles

El Vaticano es el “mayor poseedor de inmuebles”

En relación a la inmensa cantidad de propiedades del Vaticano, ya no se puede hablar de inmuebles en forma individual, sino mas bien de ciudades o barrios.

Roma por ejemplo, ¼ de la ciudad está en manos del Vaticano, así investigó Paolo Ojetti en la revista L´ Europeo el 7.1.1977.  Su artículo se leía como una guía telefónica. Página por página registró miles de palacios, que en parte les pertenecen a las 325 congregaciones de monjas católicas y órdenes de monjes.

El periodista Ojetti también investigó en la ciudad italiana de Verona. Él imprimió un plano de la ciudad, en el cual más o menos la mitad estaban marcados con negro = propiedades de la iglesia católica. El señalizó que las relaciones de propiedad en otras ciudades deben ser similares.

Esto fué intolerable para el Vaticano. Ellos calificaron al artículo como confuso, irresponsable, escandaloso, anticlerical, inculto y tonto. El director de la revista fué despedido de forma inmediata.

Pasaron 21 años hasta que un periodista valiente, nuevamente se atrevió a hablar sobre este tema.

Nuevamente Max Parisi investigó para el periódico La Padania las circunstancias de propiedades en Roma, y en su artículo del 21.6.1998, llegó a la conclusión de que un 1/3 de todos los inmuebles de Roma están en poder del Vaticano.

Estos inmuebles de un “valor inconmensurable” se encuentran según sus investigaciones, en los mejores lugares: “Toda la zona del Campo dei Fiori hasta el Tiber frente al palacio D´Angelo, junto a la piazza Navona y las calles adyacentes, están prácticamente en poder del Vaticano.

Se trata de algo menos de la mitad del centro histórico. “Sólo en esta zona son más de 2.500 palacios. La totalidad de los inmuebles no aparecen en el registro de propiedades, porque son considerados territorio extranjero.

El autor Guarino cita ejemplos de cómo personas fueron forzosamente desalojadas y puestos en la calle, aunque el Banco Vaticano de forma beata, había prometido otra cosa. Parisi se pregunta al final: “¿Qué tienen que ver juntos, fe y 160.000 millones en propiedades inmuebles? ¿Qué tiene que ver Jesús con … las viviendas más caras de Roma?”.

Ahora se comprenden las antiguas profecías según las cuales a los romanos, algún día les estallarán los cuellos y los prelados tendrán que tirar sus sotanas al Tiber, para no ser reconocidos.

¿Pero, cómo llegó el Vaticano a tener este inmenso patrimonio?
_______________________________________________________
Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 2ª Parte

Dinero ensangrentado por la esclavitud

La trata de personas y la esclavitud, aumentaron la riqueza de la iglesia de la cual aún hoy vive.
La iglesia apoyó desde un principio la esclavitud, y la agudizó en muchos aspectos. (No es de extrañar siguiendo las normas morales de un libro como las biblia – El Dios bíblico crea, apoya y regula la esclavitud en todos los sentidos)

El papa Nicolás V legitimó el comercio de esclavos en su bula “Divino amore communiti” (por amor divino a la comunidad) el 18 de Junio de 1452. Por esto el comercio de esclavos fué legal y no causó ningún escrúpulo en los participantes.

El papa poseía esclavos. El papa Gregorio I mantuvo a cientos de esclavos en sus haciendas y consintió las leyes que prohibían a los esclavos, casarse con cristianos libres.

Un esclavo era considerado como ganado. La iglesia trataba a los esclavos como un “bien de la iglesia” y esto valía como no vendible. La Iglesia tasaba el valor de los bienes eclesiásticos no según el dinero, sino según los esclavos.

Si, a pesar de todo se liberaban a esclavos, éste debía recompensar a la iglesia con su patrimonio.
La iglesia les prohibió a los esclavos hacer testamentos. A la muerte de un esclavo, sus ahorros iban a la iglesia.
Según santo Tomás de Aquino los esclavos eran, “útil de servicio”.
La iglesia hizo todo lo posible para mantener la esclavitud, y nada para eliminarla.
Un obispo sólo podía liberar a un esclavo, si éste ofrecía a dos en su reemplazo.
Niños ilegítimos de sacerdotes fueron hechos esclavos eclesiásticos de por vida, esto también valía para niños abandonados.
El “santo” Martín de Tours (hoy representado en muchas iglesias, como reparte su abrigo), poseía 20.000 esclavos.

También los conventos tenían esclavos, tanto para el servicio de los conventos como para el servicio de los monjes. Miles de presos, eslavos y sarracenos fueron repartidos en los conventos.

La esclavitud perduró en las haciendas y en las propiedades papales hasta el siglo 11.
“Se calcula que temporalmente por cada esclavo que llegaba vivo hasta lo costa africana, diez morían durante el transporte terrestre y otros diez más fallecían durante el viaje por mar.”

El protestantismo siguió desde el comienzo el mismo camino, después que Lutero había justificado teológicamente el vasallaje y la esclavitud. Hasta muy avanzado el siglo 19, naciones evangélicas y bajo el consentimiento teológico de los misioneros, comerciaban con esclavos y salían a la caza de esclavos.

El primer barco de transporte de esclavos inglés se llamaba “Jesús”.

Jesús predicó el amor al prójimo. Esto no es compatible con lo que hace la iglesia. Para aquel que ahora dijere así fué en aquel tiempo, he aquí una frase del Corán: “Si un esclavo tuyo desea su certificado de libertad, entonces extiéndeselo si tu lo conoces como bueno, y dale una parte de tus riquezas que Dios te ha concedido”.

También en el “Cristianismo” pudo haber sido de otra manera.

El comercio de los esclavos con los indios

Al principio el obispo Rodríguez de Fosca estaba personalmente como cliente, detrás de la venta de esclavos indígenas en Sevilla.
Colón le envió varias veces, una gran cantidad de indígenas hacia España para el mercado de esclavos. Sólo en Febrero de 1495 fueron cuatro barcos con 500 indígenas cada uno, entre 12 – 35 años de edad.

Colón como hábil comerciante, estaba muy al tanto con la teología moral de su iglesia, según la cual: “Esclavizar a no cristianos se justificaría con el argumento, que los paganos de todos modos, estarían destinados a la condenación eterna.”

El 18.6.1452 el papa Nicolás V legitimó el comercio de esclavos mediante una bula, autorizando al rey de Portugal, “… conquistar a los países de los no creyentes, expulsar a sus habitantes, subyugarlos y obligarlos a la eterna servidumbre.”

Ya que el papa Juan Pablo II se hizo destacar tan maravillosamente con un “Mea culpa” de un tipo especial, echándole toda la culpa de los sangrientos crímenes, no a la iglesia y a sus papas, sino a los “hijos e hijas” de la iglesia, aquí el texto original – que a millones de indígenas les trajo una muerte brutal – en latín, para refrescar la memoria al papa actual (Ratzinger- Benedicto XVI): invandendi, conquirendi, expugnandi et subjudandi illorumque personas in perpetuum servitutem redigendi.

Durante siglos la iglesia fomentó la esclavitud y mantenía esclavos propios.
___________________________________________________________________

Riqueza por siervos (servidumbre)

También los siervos aumentaban en aquel entonces la riqueza de la iglesia, de lo cual aún hoy vive.
Ya a partir del siglo 4, se formó bajo los dominios de la iglesia, otra manera de tenencia de esclavos, la servidumbre.

Los sirvientes de hecho, estaban igualados a los esclavos. No podían abandonar su país y estaban totalmente sometidos a los grandes terratenientes, por ejemplo a un convento. Fueron extorsionados y vilipendiados mediante la entrega de intereses usureros. Así se formó en alto grado, un estado corrupto, opresor y tirano. La miseria de los sirvientes fué inmensa. Muchos padres se veían obligados a vender a sus hijos/as a la esclavitud o a la prostitución.

Rebeliones fueron oprimidas con sangre. La iglesia estaba al lado de los opresores y predicaba sumisión y obediencia.

La iglesia fué (y es) el más grande terrateniente de Europa. El convento de Fulda por ejemplo, tuvo 15.000 propiedades agrícolas. El convento de St. Gallen disponía de más de 2.000 sirvientes.
_______________________________________________________________

Riqueza por bendiciones y títulos

También la venta de cartas de bendición, títulos, audiencias, etc. aumenta hoy aún más, la fortuna de la iglesia

Lista de precios del Vaticano (1990)

DM 5.000.- por una bendición firmada personalmente por el papa, con certificado.
DM 30.000,- por una audiencia privada con el papa, incluye vídeo.
DM 50.000,- donación por un título de doctor honoris causa.
DM 120.000,- donación por una condecoración (orden de la gran cruz de la orden de San Gregorio)
DM 300.000,- por un título de barón.
DM 2.500.000,- por promoción al estado de nobleza.
DM 50.000,- sólo para los costes adicionales de un proceso de esta naturaleza por ejemplo, con motivo de la misa de pascua de resurrección.

Aproximadamente 100.000 Euros (en promedio aprox. 250.000) cuestan los procesos de santificación. Sólo las familias muy ricas o sociedades de órdenes, pueden permitirse este tipo de procesos tan costosos.Sólo por los 464 procesos de santificación (más que en los últimos 400 años anteriores) de Juan Pablo II se deben haber ingresado en las arcas vaticanas, aproximadamente 116.000.000.- de Euros.
_______________________________________________________________

Riqueza por tráfico de indulgencias

Más de mil millones de florines deben haber fluido a Roma, por las indulgencias.

Esto aún hoy, es parte de la riqueza de la iglesia.

El papa Sixto IV decidió en 1476, que la acción de las absoluciones eclesiásticas también valían para las pobres almas que se encontraban en el purgatorio.

Por esta razón, los monasterios tomaban dinero por servicios de rezos, para que los fallecidos supuestamente, se quemarían por menos tiempo en el purgatorio.

El papa también decidió que, quien no estaba en condiciones de realizar un viaje a Roma para obtener la indulgencia total, también podía obtener un perdón total si simplemente pagaba 1/3 del coste del viaje del representante papal. Miles hicieron esto.

El papa León X opinaba que a los pobres les era difícil acceder a esta bendición, porque no tienen dinero y por esto debían carecer de este consuelo.

También hoy en el siglo 21, se ofrecen absoluciones. Durante el “año del jubileo 2000” se otorgaron perdones, al pasar por diversos portales.

“Según investigaciones hechas por Corvin, en el transcurso de los 600 años que duró el comercio de la absolución, deben haber llegado a Roma aproximadamente, mil millones de florines.“
_____________________________________________________________________

Absoluciones por asesinato y matanza

Especialmente detestable se hace el tráfico de indulgencias, cuando para la iglesia no sólo se trata de enriquecimiento económico, sino cuando las personas son inducidas al asesinato y matanza, supuestamente para llegar más rápidamente al cielo…

Asi Martín Lutero, le prometió a cada soldado que en la guerra contra los campesinos sublevados, mataba un campesino y que a su vez moría, un lugar en el Cielo (compárese la promesa del Islam a los terroristas suicidas).

El papa Inocencio III. Le prometió a cada participante en las cruzadas contra los albigenses, dos años de perdón. De esta manera se juntó un ejército de hasta 200.000 hombres, para atacar al pueblito de Béziers. Sin consideración a la edad, sexo y religión fueron masacrados cerca de 20.000 personas. Incluso las mujeres y los niños, que se refugiaron en la iglesia, no fueron perdonados. A continuación la ciudad fue quemada totalmente.

Para conseguir suficientes guerreros para las cruzadas, la iglesia tentaba con rigurosas absoluciones. Para un supuesto lugar en el cielo, fueron asesinados miles de personas. Aquí uno debe preguntarse.

¿Cual diablo como “Dios” quisiera estar rodeado con seres con entradas tan sangrientas?



“Oro sangriento” por robo con asesinato

Innumerables personas fueron matadas – Especialmente debido al oro.

Este oro aún hoy es parte de la iglesia católica-romana.
Con el primer botín de oro de Sudamérica, el papa Alejandro VI hizo decorar el cielo raso de Santa María Maggiore en Roma y colocar el símbolo de su familia.

Una considerable cantidad de este oro y plata sangrienta fluyó a las cámaras de tesoros eclesiásticos.
Un ejemplo significante es la custodia de casi tres metro de alto, que el cardenal Cisneros hizo construir del oro “que Colón había encontrado en sus viajes” y que donó a la catedral de Toledo.

Para adquirir todo el oro oro, los indígenas fueron ferozmente torturados

Estaba establecido el procedimiento de cómo debía realizarse la conversión de los paganos al catolicismo. “Los indígenas, a quienes les acaece tanta gracia y donación, por su parte deberían demostrar sumisión y buena voluntad, entregar voluntariamente una gran cantidad de oro, piedras preciosas, plata y otras cosas que poseen, a su majestad el rey y al gobernador, de otra manera podrían ponerse, Dios nuestro señor y sus altezas, muy inclementes.“

La joven muchacha fué arrancada de los brazos de la madre, para satisfacer las pasiones del brutal vencedor. Pero la principal pasión del español fué su amor por el oro. Para ello no escatimó esfuerzos … y vidas humanas. A los ojos de los conquistadores, fue el artículo menos importante.”

“En el año 1500, dentro de los límites actuales de México vivían 25 millones de indígenas, cien años después sólo un millón.”

Sobre la fundición de los tesoros de oro peruano dicen las crónicas: “Luego se demoró un mes completo, fundir todo ese oro, a pesar de que las fundiciones hubieron de trabajar día y noche.” El cronista calcula el valor del oro sólo de esta acción, en 1.326.539 pesos de oro. Esto corresponde actualmente a aproximadamente 450.000.000 de Euros.

Con el oro ensangrentado, el cardenal hizo construir esta custodia de casi tres metros de alto, para guardar la Hostia (Corpus Cristi) en la catedral de Toledo.

“A quien no le dan escalofríos, cuando admira el altar de la catedral de Sevilla, de 20 toneladas de oro laminado y piensa en la sangre derramada por los indígenas, en las minas”.

Uno de los mayordomos hizo colgar a una cantidad de indígenas; quemarlos vivos, tirarlos a los perros; cortarles las cabezas, las manos y los pies o arrancarles las lenguas.

“Hasta el más conspicuo obispo del imperio, enviaba a sus siervos con la intención de recoger su parte del botín.”

El catolicismo también reconoció la esclavitud en Sudamérica. Legos como los curas, la practicaban; el clero y los conventos y frecuentemente incluso los grandes terratenientes, comerciaban con esclavos.

Un español católico alimenta con niños indígenas a sus perros, los cuales el monje, los había bautizado rápidamente antes.

Jesuitas y franciscanos promovían los matrimonios entre indígenas y negros, para declarar a sus descendientes como siervos.

Mientras que la población común, generación tras generación, decaían en la mugre y la miseria, el clero se hizo casi omnipotente e inmensamente rico, como también el resto de los traficantes de esclavos y señores, que remataban a los indios, para el financiamiento de las “casas de Dios”.

Como informa el cronista Bartolomé de las Casas, millones de indígenas fueron cruelmente sacrificados a causa del oro. El gobernador de Yucatán cambió cientos de niñas, que había secuestrado, por vino, aceite o tocino.

“Ellos cuelgan, en honor y exaltación de Jesús y los doce apóstoles, a los indígenas en grupos de a trece, de manera que sus pies apenas tocan la leña de las fogatas. Al quemarse, la soga se cierra cada vez más.”

“La iglesia cristiana estaba más empeñada en la explotación de la tierra nueva, que los gobernadores mundanos”

“En 1495 el papa Alejandro VI promulgó la bula Intercaetra: ”… Que hay que someter a los pueblos bárbaros y llevarlos al verdadero credo.”

“El papa supervisaba … la entrega de certificados para la cacería, que les fué extendido a los europeos para el robo y saqueo.”

Un noble Inca dijo: “Lo que se refiere al papa del cual ustedes hablan, debe ser un demente si piensa regalar tierras que no le pertenecen …” a esto un monje gritó: “¡Ataquen de inmediato! Yo os doy la absolución.”

El cronista Bartolomé: “Ya había dicho que, los españoles mantenían perros sanguinarios que estaban adiestrados para estrangular y despedazar a indígenas para la alimentación de los perros, llevaban en sus marchas una cierta cantidad de indígenas encadenados y que eran conducidos como un tropel de cerdos. Se los troceaea y se ofrece abiertamente carne humana. Entonces uno le dice al otro, préstame un cuarto de este bellaco. Yo en los próximos días también voy a trocear uno y te lo devuelvo.”

Intimidación y terror llegaron a ser la base de los primeros encuentros con los nativos. Así para empezar, se realizaba en cada pueblo una matanza para que temblaran de miedo al escuchar el nombre “Cristo”, como frente a un verdadero diablo. Los caminos de la conquista estaban cercados por los cadáveres de aborígenes colgados y empalados, que debían causar terror y pánico.

El cacique Hatuey (cuadro) no quiso ser bautizado, para no correr el peligro de tener que estar junto a personas tan crueles en el cielo (Católico).

“Los misioneros no pensaban en lo más mínimo de poner en duda la conquista … El negocio sangriento fué la condición para su misión. !Exceptuando unas muy reducidas excepciones, los misioneros exigían violencia!“

“Ahí el (un gobernador) tomo a un niñito, que arrancó de su madre, y mediante un puñal lo comenzó a cortar en partes, uno tras uno de sus brazos y piernas y le dió una parte a cada uno de sus perros. Cuando se comieron todos los pedazos, tiro el cuerpecito al suelo para que los perros se comieran el resto.”

Los católicos les cortaban a los indígenas las narices y las manos y con esto alimentaban a sus perros.

Fué el genocidio “más grande de todos los tiempos”.

Los templos de los indios fueron rápidamente reemplazados por iglesias. Sólo en México 12.000. Ellos atestiguan de la capacidad de los misioneros, de hacer trabajar los aborígenes sin salario, para ellos. En todo este esplendor eclesiástico, aún hoy hay pegadas lágrimas, sudor y sangre de los indios.

De una crónica indígena: “Los hombres estaban llenos de sabiduría. No conocían el pecado … estaban llenos de religiosidad. No existían las enfermedades de los huesos. No había fiebre ni sífilis, no hubo dolencias en los pechos ni en los abdominales, no había anorexia. Los cuerpos eran gráciles y esbeltos. Todo esto cambió cuando llegaron los hombres blancos.”

Del total de la población indígena que habitaba esta parte de la tierra en tiempos de Colón, el 90 % fué víctima del genocidio.
“En estos doce años y dentro de las mencionadas 400 millas … los españoles asesinaron a 4 millones de personas, ya sea con la espada, la lanza o quemados vivos, tanto si eran hombres o mujeres, jóvenes y viejos.”

¿Y hoy? Mucha de esta sangre aún esta pegada en más de una manta y en algún altar, y del oro sangriento se fundieron otras tantas custodias y muchos “Sacrosantos”.

También el oro sangriento ha hecho a la iglesia lo que es hoy, inconmensurablemente rica. ¡Y hasta hoy, el oro no ha sido devuelto!
______________________________________________________

Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 3ª Parte



“Dinero sangriento” por la inquisición y la caza de brujas

Una de las maneras más infames del Vaticano para amontonar dinero sangriento y riquezas, fué el robo con asesinato, de disidentes.

La inquisición fué una justicia de robo y linchamiento en el nombre de la “fe” correcta. Los dignatarios eclesiásticos han recogido constantemente dinero sangriento – de forma tan excesiva que un refrán decía, el medio más rápido y fácil para hacerse rico, es la caza de brujas.

La base para la tortura y asesinato de miles de mujeres en Europa, fué la aprobación en 1487, del «Malleus maleficarum», o «Martillo de brujas», por parte del papa.

La verdadera cara de la inquisición lo muestran las ordenanzas del papa Inocencio III. El decretó “Confiscar los bienes del hereje, enajenarlos y desheredar a los hijos de los herejes.”

Para que fluyera más rápido el dinero ensangrentado y para obtener “confesiones incriminatorias “, las víctimas fueron torturadas brutalmente.

Con este dinero ensangrentado por ejemplo, el papa Juan XXII en el año 1317, pudo comprar seis nuevos obispados.

Ya en el año 380 se amenazaba a los disidentes (herejes) con la expulsión, destierro y confiscación de sus bienes.

A los disidentes se les negó el derecho de hacerse llamar cristianos, hacer testamentos o heredar, y se tenía preparada la pena de muerte para todos los renegados.

El papa Alejandro III ordenó en el concilio de Tours en 1136, a los príncipes y gobernantes, encarcelar a los disidentes y confiscarles sus bienes.

Apenas era citado y arrestado un sospechoso de herejía, fueron incautados sus bienes – antes de que se llegase a un proceso. También en esto puede reconocerse la esencia de la inquisición.

Los bienes de los asesinados fueron incautados. Hoy se diría: Robo con asesinato.

Si alguien era acusado por las autoridades de la inquisición y se le detenía, entonces se presentaban de inmediato los funcionarios en su casa y todos sus bienes se inventariaban. A su familia se la echaba a la calle –independiente de cómo resultase el final del proceso – y eventualmente, se morían de hambre. Era muy peligroso apoyar a estos expulsados, ya que con esto se podía caer en las redes de la inquisición.

Cada vez, la iglesia de Alemania recibía un 1/3 del dinero robado, o de las tierras o de las casas, etc. de los asesinados. En otros casos, la mitad. Muchas veces las autoridades locales recibían un tercio, un tercio las autoridades de la inquisición (para mantenerla funcionando) y un tercio el obispo.

Todos los bienes robados a los disidentes (herejes) asesinados, iba a parar al Vaticano.

En el siglo 14 y en otras zonas italianas, el Vaticano también se embolsó el 100 % de los bienes robados.

Con frecuencia la iglesia y el estado se disputaban el botín de los robos, hasta por decenios.

Si los participantes de la inquisición, no hubieran obtenido tantos beneficios de los robos con asesinato a los disidentes, la inquisición se hubiera diluido como el agua en la arena, porque muchas personas también nobles, sentían en su interior que el papa había ordenado algo diabólico.

El papa ha dirigido a la inquisición y autorizado determinados métodos de tortura (Martillo de brujas)

Naturalmente se asesinaban preferentemente a disidentes (Herejes) ricos. En España ricos “conversos”, o sea, judíos cristianizados. A veces mediante cifras astronómicas se podían liberar por algún tiempo. Cuando estos conversos ricos se habían extinguido, porque durante siglos se les cazaba, el derrumbe de los robos con asesinato puesto en escena por la iglesia, ya no era posible de parar.

Especialmente perverso: También los muertos podían ser acusados de herejía. Con esto los bienes del fallecido podían ser incautados a los herederos, en forma posterior.

Así se podía arruinar a personas no gratas, a través de sus padres fallecidos. La iglesia católica no conocía la prescripción hasta 100 años después.

De esta manera se enviaba a familias completas a una miseria indescriptible, robándoselo todo.

Con los vivos no existía la prescripción. Así una expresión crítica de un joven, podía llevarlo a la hoguera siendo ya un anciano, según lo rico que fuere.

El monje católico puede estar satisfecho. En cuanto fueron quemados los últimos cátaros, los bienes les fueron incautados.

Especialmente perverso y cruel: Cada acción de las brutales torturas y también la alimentación de los torturadores, las debían pagar las víctimas o sus parientes. Había una lista de precios para cada tortura. Aquí un ejemplo de la Ciudad de Darmstadt:

Descuartizar a un vivo 15 kr.
Preparar la hoguera, echar las cenizas del quemado a aguas corrientes 30 kr.
Quemar viva a una bruja 14 kr.
Degollar a una persona con la espada 10 kr
Colgar a una persona 18kr.
Estirar un cuerpo 5 kr.
Cortar nariz y orejas 5 kr.
Poner a alguien en el potro 8 kr.
Un golpe con varilla 1 kr.
Cordeles para tensar sobre el potro, izar y colgar pesas, colocar torniquetes a las piernas 30 kr.
Expulsar del pueblo 1 kr.
Cordeles para tensar sobre el potro, izar y colgar pesas, colocar torniquetes a las piernas 30 kr.
Expulsar del pueblo 1 kr.
El dinero y los bienes robados con asesinatos especialmente a mujeres, le llegaba directamente o indirectamente, a la iglesia. Los recursos de los robos con muerte de brujas, se usaron por ejemplo, en la construcción del palacio de los arzobispos de Mainz o para las iglesias en Goßmannsdorf y Gerbrunn.

· También el palacio de Johannisburg en Aschaffenburg, fué construido con dinero sangriento.

· Que no se olvide: Este dinero ensangrentado apropiado mediante robos con asesinato, es aún hoy día parte de la fortuna de las iglesias – incrementada con los intereses de éstos, en miles de millones.

El catolicismo difundido especialmente en América y Europa, representa una tendencia de fe muy abstrusa. Los asesinos en serie, que han enviado a cientos de mujeres, hombres, ancianos y niños a una brutal muerte; reciben estatuas y más estatuas (Figura dos quemadores de brujas de Würzburg: J. Echter y A. von Ehrenberg). Y se nombran fuentes y calles en su memoria, pero para las víctimas, ni siquiera una placa conmemorativa. No debió haber cambiado mucho la manera de pensar.
http://economiazero.com/origen-de-las-riquezas-acumuladas-por-la-iglesia-catolica-3a-parte/
(CONTINÚA 2ª PARTE Y ÚLTIMA)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada