lunes, 11 de noviembre de 2013

645.- La jesuita Yoko Ono

Yoko Ono y John Lennon, el día de su boda en 1969.
Yoko Ono y John Lennon, el día de su boda en 1969.


La jesuita Yoko Ono


Por Julián Ruiz |

Yoko Ono nació en Tokyo a las ocho y media de la mañana de un nevado día, el 18 de febrero del año 1933. Hace 80 años. Vio la luz en una residencia palaciega, en las colinas de la capital japonesa, cerca de la residencia del mismísimo emperador Hirohito y rodeada de treinta y tres sirvientes, pendientes de lo que la niña necesitara.


La pareja posa desnuda.
La pareja posa desnuda


El abuelo paterno de Yoko era descendiente directo del noveno emperador de Japón. Y descendiente de una familia de samurais. Fundó el Japan Industrial Bank. La madre de Yoko tenía un abuelo llamado Zenjiro Yasuda, el fundador del Banco Tasuda. Era la familia más rica del Japón.

Samurais, emperadores, banqueros, millonarios y jesuitas. En mi última entrevista con Yoko se puso muy misteriosa y me reveló algo que me dejó perplejo. "¿Sabes que tú y yo tenemos la misma ascendencia española?". Y me contó la historia de una pariente muy lejana, de la familia de su madre, los Yasuda, que tuvo una relación con un jesuita y de esa relación nació una criatura que fue muy importante en la familia de Yoko.

Yoko conocía historias de los jesuitas del antiguo Japón. Sabía perfectamente quién era san Francisco Javier y hasta recordaba al primer japonés bautizado por un jesuita en la isla Kyusho. Los jesuitas llegaron al país del Sol Naciente en el siglo XVI.

Boda en el Peñón

Yoko me contó que Gibraltar debía ser español. Le pareció desagradable el enclave británico. Yoko y John se casaron en la vieja colonia británica, porque era en el único lugar donde podían hacerlo. Lennon dijo que era formidable casarse en la Roca del Fin del Mundo, como llamaba a Gibraltar. Llegaron al Peñón en un avión alquilado y se dirigieron directamente al consulado británico. La boda duró diez minutos y volvieron al avión precipitadamente para regresar a París. Era 20 de marzo de 1969. Yoko me contó que jamás ha vuelto al "horrible" Gibraltar.



Álbum inspirado en su matrimonio.
Álbum inspirado en su matrimonio


Aquella conversación sobre los jesuitas nos llevó a un episodio en Palma de Mallorca. Se acordaba hasta del día: 23 de abril de 1971, justo un año después de la separación de los Beatles, John y Yoko fueron detenidos en el Hotel Meliá Palma. La pareja estaba acusada de haber secuestrado a una niña llamada Kyoko, hija de Yoko y de Anthony Cox, un mal músico de jazz y el segundo marido de Yoko. Cox había reclamado la custodia de la niña. John y Yoko se la habían llevado a su hotel. Tuvieron que devolver la niña a su padre. No llegaron a estar en la cárcel y se marcharon en un avión en París. Yoko dice que la policíano fue tan salvaje con ellos, como se ha escrito en ocasiones.

Paul McCartney y su obsesión con Yoko

Fue Paul McCartney quien empujó a John Lennon a conocer a Yoko Ono y visitar una exposición de la japonesa, en los salones de la librería Indica, que era propiedad del marido de Marianne Faithfull, luego novia de Mick Jagger. Yoko presentaba una serie de Unfinished Paintings. Lennon llegó antes de que se abriera la exposición, el 7 de noviembre de 1966. Uno de los extraños objetos de arte era una escalera, con una lupa colgando del techo. John se subió a la escalera. Arriba, en el techo, ponía la palabra 'Yes'. Desde ese momento estuvo atado a Yoko toda su vida.

Yoko siempre me ha demostrado que detesta a Paul McCartney, aunque sea hipócrita últimamente, hermanados por intereses comerciales. Me contó una anécdota muy curiosa de la obsesión de Paul con ella. Hace unos años, McCartney quiso lanzar un álbum recopilatorio con todas sus canciones de amor, incluida 'Yesterday', y algunas baladas de los Beatles para mezclarlas con otras suyas de Wings y sus álbumes en solitario. La petición de McCartney fue denegada, y Yoko me contó que ella no había impedido el permiso. El que había vetado el proyecto había sido el mismísimo Ringo Starr. Pero Paul le echó la culpa a ella. Paul dijo un par de meses atrás que Yoko Ono no tuvo la culpa de la separación de los Beatles. Ella reaccionó con alegría infinita, pero los tres beatles odiaban su presencia en las grabaciones desde el 'Album Blanco', hasta el final. Son hechos.

Pero ella es la mujer que dio nombre a una canción los Beatles: 'La balada de John y Yoko', una espléndida canción, por cierto, que grabaron solos John y Paul, con Yoko de única testigo.

Casi siempre vivió en Nueva York. Sólo admite entrevistas, tras conocer al personaje a través del Tarot, con tu fecha de nacimiento.
Ella me ha repetido varias veces que jamás dijo que la música de los Beatles era pura basura comercial. Simplemente, eran unas canciones pobres con respecto a lo que ella sentía. Su preparación musical la tuvo en Nueva York nada menos que con Le Monte Young, un músico vanguardista, en la línea de John Cage. El primer marido de Yoko fue Toshi Ichiyanagi, amigo de Cage y quizá el más grande músico japonés de vanguardia. El autor de 'Kaiki', una sinfonía que mezclaba instrumentos japoneses con instrumentos occidentales. Yoko Ono estuvo casada con él desde 1956 hasta 1962. Justo el año en que arrancaron los Beatles discográficamente.

¿Cuál es la fortuna actual de Yoko Ono y el John Ono Lennon State?. Las últimas estimaciones de la revista Fortune acercan la cantidad a los 600 millones de dólares. Pero crece y crece la fortuna de esta japonesa, nieta, hija, de uno de los más ricos banqueros de Japón.

Casi siempre vivió en Nueva York. Sólo admite entrevistas, tras conocer al personaje a través del tarot con tu fecha de nacimiento. Al parecer, soy uno de los pocos previlegiados que me admite en su extraño círculo de esoterismo, justo el sentido de su vida. Una vez me llegó a decir que siente un enorme apego a todo lo egipcio. Tiene una colección de piezas maravillosas y mi álbum favorito de Yoko es precisamente 'Feeling The Space', en el que ella aparece como la 'diosa del mal', como la esfinge de Gizah.

En una de nuestras conversaciones, al final, cuando me despedía, me dijo: "Toma siempre té verde. Eso te alargará la vida".





Yoko Ono agradece a McCartney que confesara 

40 años después que ella no separó a los Beatles

"Me quedé en shock. Pensé '¿Ahora dices eso, después de 40 años?", ha asegurado en una entrevista la artista japonesa, viuda de Lennon

Público.es EFE


Yoko Ono, en la presentación de su última obra. EFE
Yoko Ono, en la presentación de su última obra. EFE

La artista japonesa Yoko Ono, viuda del malogrado Beatle John Lennon, ha mostrado su "sorpresa" y "agradecimiento" a Paul McCartney por haber admitido, 40 años después, que ella no fue la causante de que se separara el mítico cuarteto de Liverpool.

Durante décadas el mundo del rock ha considerado que fue la influencia de Yoko Ono, esposa del cantante y guitarrista Lennon cuando se disolvió el legendario grupo británico, la que eventualmente llevó a la desaparición de los Beatles en 1970.

Paul McCartney dijo el pasado año en una entrevista que "sin duda Yoko no rompió a los Beatles". Ahora, en declaraciones hechas a The Times, la japonesa ha admitido su sorpresa ante esa admisión: "Me quedé en shock. Pensé '¿Ahora dices eso, después de 40 años?". No obstante, Ono consideró que las declaraciones de McCartney "estuvieron muy bien". "En el ambiente que el mundo ha creado para nosotros, para él no ha sido fácil decir algo así", dijo.

Ono, que se casó con Lennon en 1969, ha sido con frecuencia muy criticada por los incondicionales seguidores de los Beatles por su influencia sobre el músico que, según ellos, motivó el final del cuarteto.  "Me quedé en shock, Pensé '¿Ahora dices eso, después de 40 años?'"

La pareja se embarcó en numerosas protestas públicas contra la guerra de Vietnam y juntos colaboraron en varios álbumes "avant-garde".

Yoko Ono y John Lennon vivían juntos en Nueva York cuando Mark Chapman disparó fatalmente a Lennon, el 8 de diciembre de 1980 y actualmente el asesino se encuentra preso en una cárcel de esa ciudad.





Las excentricidades
de John Lennon y Yoko Ono

Ana Dávila @anita_elena

Cuando dos personas muy creativas se unen, situaciones como éstas suelen pasar. En el día que John cumpliría 73 años, echa un vistazo a algunas de las extravagancias de esta mítica pareja.
Es una de esas parejas que quedarán para la historia. Su matrimonio habrá agradado a unos y habrá sido detestado por otros -aquellos que creen que ella se encargó de separar a los Beatles-, pero John Lennon y Yoko Ono sentían una pasión por el otro digna de ser recordada. ·"Es mi diosa del amor, ella llena mi vida", comentó alguna vez el legendario Lennon quien nació un 9 de octubre de 1940 en Liverpool, Inglaterra.



John y Yoko se conocieron en 1966, cuando John estaba casado. Cynthia le pidió el divorcio cuando encontró a la pareja en su casa, ambos en bata. (Foto: Especial)


"Yes"

Por supuesto que John y Yoko no se conocerían de la forma "tradicional", presentados por amigos, en un bar o en el trabajo. Fue en 1966, en Londres, cuando John visitó la exposición de una artista avant-garde que venía de Estados Unidos, Yoko Ono. Lo que más atrajo a John de la galería fue una escalera que llevaba a un canalejo y al mirar por él, lo que decía era la palabra "Yes". El ver ese letrero inspiró a John Lennon a seguir caminando por la galería, donde encontró a Yoko.

Frente a un letrero en la pared que decía "Clava un clavo", él le preguntó si podía clavar uno. Yoko se negó, pues su exhibición no abría hasta el día siguiente. Sin embargo, le aconsejaron aceptar pues el Beatle era millonario y podría comprar su obra. Le dijo "Puedes hacerlo si me das cinco monedas", a lo que John contestó "Te doy cinco monedas imaginarias si me dejas clavar un clavo imaginario". La pareja aseguró que fue entonces cuando ocurrió el flechazo. 


Después de su matrimonio, la pareja se volvió muy política. (Foto: Especial)



"La gente debería dejar de hacer guerras y mejor quedarse en cama"

El 25 de marzo de 1969, después de su boda en Gibraltar, John y Yoko viajaron a Amsterdam como parte de su luna de miel. En ese entonces, la guerra de Vietnam estaba en su apogeo y Nixon había mandado tropas a Laos y Camboya. La pareja anunció que su luna de miel sería dedicada a la paz, y que la manera en que lo lograrían sería... quedándose en cama. 

En el cuarto 402 del Hilton de Amsterdam pegaron letreros que decían "Bed Peace" y "Hair Peace" y la prensa estuvo invitada a este encierro voluntario que duró siete días. Si los medios esperaban ver a la pareja desnuda, como posaron en su álbum conjunto `Two Virgins´, estaban equivocados. Ono y Lennon los recibieron en sus pijamas blancas, abrazados y relajados.

"La gente debería de dejar de pelear y mejor quedarse en cama",sugirió Yoko. "Estamos mandando un mensaje al mundo, especialmente a la juventud que quiere protestar sin violencia. Hicimos el evento de la cama en Amsterdam para demostrar que se puede protestar sin violencia".

En mayo, planearon hacer lo mismo en Nueva York, pero ya que John había tenido problemas de posesión de drogas, la visa les fue negada y se fueron a Montreal. Ahí fue donde escribieron el tema "Give Peace a Chance". 


"¿Qué signo eres?"

En 1975, John y Yoko estaban realmente alejados de la prensa, pero aceptaron dar una entrevista a David Sheff, escritor freelance de la revista Playboy. Se convertiría en la entrevista más larga que la pareja haya dado a la prensa. 

No fue fácil para Sheff lograrlo y según Playboy, en varias ocasiones el autor sintió que era caso perdido. "Gente como Carter representa a su país. John y yo representamos al mundo", había dicho Yoko al editor de la revista, refiriéndose a la gente que solían entrevistar. Después de intentar contactarlos, Sheff por fin recibió una respuesta: "¿Qué signo eres?"

La entrevista dependía de si Sheff tenía el signo zodiacal correcto. John y Yoko guiaban muchas de sus decisiones de acuerdo a lo que les decían los astros, así que era de suma importancia que la carta astral del reportero fuera de su agrado. "Podía imaginarme diciéndole a mi editor: `Lo siento, no hay entrevista. Mi luna está en escorpión´", comenta Sheff en su artículo. 

Afortunadamente, las estrellas hablaron bien de él y en unos cuantos días estaba frente a John y Yoko, platicando. 


John insistió en que Yoko saliera en la portada. (Foto: Especial)



"Prométeme que va a ser portada"

El 8 de diciembre de 1980, la ya entonces conocida fotógrafa Annie Leibovitz consiguió una sesión de fotos para la portada de la revista Rolling Stone.

La fotógrafa quería que John posara solo, pues así se lo pidió la revista, pero John insistió en que Yoko apareciera. Entonces, Leibovitz buscó algo parecido a la portada del álbum Double Fantasy, así que John se quitó la ropa, pero Yoko quedó vestida. "Se acurrucó junto a ella y fue algo muy, muy fuerte. No podías evitar sentir que ella tenía frío y él se aferraba a ella".

Tras enseñarles la primera Polaroid, ambos quedaron fascinados. Fue entonces cuando John dijo a Annie: "Has capturado nuestra relación exactamente. Prométeme que quedará en la portada". 

Fue la última fotografía profesional que se tomaría de Lennon, pues cinco horas después sería asesinado afuera del mismo lugar de la sesión, el edificio Dakota en Nueva York. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada