martes, 22 de abril de 2014

759.- Gallardón: “Sería un despropósito quitar la mezquita de Córdoba a la Iglesia”




UN MINISTRO ESPAÑOL AMPARA EL ROBO DE LA IGLESIA CATÓLICA DE LA MEZQUITA DE CÓRDOBA QUE ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


Gallardón: “Sería un despropósito quitar la mezquita de Córdoba a la Iglesia”


El ministro de Justicia argumenta que la indemnización sería demasiado alta
El Gobierno da un año a la Iglesia para poner los templos a su nombre


EL PAÍS Madrid 22 ABR 2014 

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha rechazado hoy en el Senado la posibilidad de retirar a la Iglesia católica la titularidad de la mezquita de Córdoba, que consiguió en 2006 gracias a una ley aprobada por Aznar en 1998 que permite a las diócesis registrar a su nombre cualquier templo que no tenga dueño registrado. Según Gallardón, la expropiación sería un despropósito jurídico porque para ello la ley exige que exista un peligro de destrucción o deterioro, algo que no está ocurriendo, y también un despropósito económico porque la indemnización supondría una cantidad "ingente" de dinero. 

El ministro ha respondido así esta tarde en la Cámara alta a una pregunta del senador de IU José Manuel Mariscal que inicialmente pedía que el Gobierno aclarase si prevé revisar la legislación hipotecaria para suprimir el "anacrónico privilegio" por el que obispos pueden poner a su nombre cualquier edificio, almacén, cementerio, garaje o huerto sin tener que demostrar que es la propietaria, un privilegio del que disfruta gracias a una ley franquista de 1946 y que el Gobierno Aznar amplió a los templos en 1998.

Gallardón ha respondido que el Gobierno aprobó a mediados de este mes el proyecto de ley para modificar la Ley Hipotecaria y suprimir ese privilegio, ante lo que Mariscal ha recordado que esa reforma tiene "truco", pues concede a la Iglesia un año de moratoria desde la publicación de la ley hasta su entrada en vigor, lo que "le dará tiempo suficiente para inmatricular aún más bienes".

La Iglesia ha inmatriculado desde 1946 miles de inmuebles y templos en toda España. Se desconoce el número de propiedades que se han puesto a su nombre por toda España, pero algunas estimaciones de fuentes cercanas al Registro de la Propiedad hablan de alrededor de 4.500. Muchos alcaldes desconocen que la iglesia o la ermita ya no pertenece al pueblo.




El robo de La Mezquita de Córdoba (España).

La Mezquita de Córdoba fue construida entre los años 780 y 785 por Abderramán I. Doce siglos después, el 2 de marzo de 2006, la Iglesia Católica inscribió el inmueble a su nombre en el Registro de la Propiedad número 4 de Córdoba (tomo 2381, libro 155, folio 198). El trámite costó apenas 30 euros.

Tal robo fue posible por dos milagros. 

El primero, que José María Aznar cambió la Ley Hipotecaria en 1998 para permitir a la Iglesia apropiarse de edificios de dominio público, aunque sean patrimonio de todos los españoles: basta con que el señor obispo dé fe y certifique que pertenecen a la Iglesia, sin necesidad de notario.

El segundo milagro, que disponer de un edificio de 23.400 metros en pleno centro de Córdoba le sale gratis a la Iglesia: no paga el IBI y  tampoco se ocupa de los gastos de conservación.

La entrada en la Mezquita de Córdoba cuesta 8 euros por persona; al año recibe más de un millón de visitantes. No te entregan factura y es dudoso que el dinero recaudado pague impuestos: se considera un donativo y, como tal, está exento de tributación. El obispado de Córdoba dispone de la Mezquita como su absoluta propiedad. También decide quién puede trabajar en ella como guía y quién no. No es raro que haya días en los que se cierre el acceso a los turistas porque hay, por ejemplo, una convención de sacerdotes en su interior. Sin embargo, los gastos de restauración y conservación no los paga la Iglesia: los cubre el Estado.

Desde 1998, la Iglesia ha inscrito a su nombre cientos muchos de ellos financiados por los vecinos de cada pueblo o ciudad. Zapatero no cambió la ley en ocho años, Rubalcaba prometió reformarla en su programa electoral. Es improbable que tal abuso lo vaya a eliminar el PP pero, con algo de suerte, tal vez la Unión Europea obligue al  Gobierno a cobrar el IBI a la Iglesia, igual que ha hecho con Italia. No es poco dinero.

Que la Iglesia esté exenta de pagar algunos impuestos, un privilegio medieval, nos cuesta 3.000 millones de euros al año, según Europa Laica. Es una décima parte del déficit que le falta a Rajoy.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada