viernes, 1 de junio de 2012

456.- Brasil: La Comisión de la Verdad

Dilma Rousseff.





La presidenta de Brasil nombra a los miembros 
de la Comisión de la Verdad


"Este es un momento de gran importancia histórica para la justicia y la democracia en Brasil. Quienes fueron sometidos a malos tratos, torturados o perdieron a sus seres queridos a manos de las fuerzas de seguridad han esperado demasiado tiempo a que se desvele la verdad sobre estos delitos", ha declarado Atila Roque, director ejecutivo de Amnistía Internacional Brasil.

El anuncio de la presidenta Dilma Rousseff de los siete miembros que compondrán la Comisión de la Verdad encargada de investigar los delitos contra los derechos humanos cometidos en el pasado constituye un hecho histórico. Es fundamental que esta Comisión saque finalmente a la luz el verdadero alcance de las violaciones cometidas durante el régimen militar de Brasil.

Amnistía Internacional insta a los miembros de la comisión a asegurarse de que esta Comisión de la Verdad trabaja de manera imparcial, exhaustiva y transparente a fin de garantizar que se sacan a la luz todos los delitos cometidos en el pasado. Para que esto sea así, se le debe dotar a la Comisión de recursos suficientes para desempeñar esta función de forma efectiva.

"Que se haga justicia y la verdad salga a la luz sirve para hacer efectivos los derechos de las víctimas y sus familiares y al mismo tiempo garantizar que no se vuelven a cometer estos delitos”, ha señalado Atila Roque.

Manifestación por los desaparecidos en la dictadura el pasado marzo en Rio. | Efe

Manifestación por los desaparecidos en la dictadura el pasado marzo en Rio.




La ONU pide a Brasil más esfuerzos para combatir 
los escuadrones de la muerte

 El Consejo de Derechos Humanos de la ONU pidió hoy a Brasil mayores esfuerzos para combatir la actividad de los "escuadrones de la muerte" y que trabaje para suprimir la Policía Militar, acusada de numerosas ejecuciones extrajudiciales.
Esta es una de 170 recomendaciones que los miembros del Consejo de Derechos Humanos aprobaron hoy como parte del informe elaborado por el Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal (EPU) de Brasil, una evaluación a la que se someten todos los Estados.
La recomendación en favor de la supresión del citado cuerpo policial fue obra de Dinamarca, que pidió "abolir el sistema separado de Policía Militar, aplicando medidas más eficaces (...) para reducir la incidencia de ejecuciones extrajudiciales".
Corea del Sur habló directamente de "escuadrones de la muerte" y Australia sugirió a Brasilia que otros Gobiernos estatales "consideren aplicar programas similares a los de la Unidad de Policía de Pacificación (UPP) creada en Río de Janeiro".







España instó a "revisar los programas de formación en derechos humanos para las fuerzas de seguridad, haciendo hincapié en el uso de la fuerza de acuerdo con los criterios de necesidad y de proporcionalidad, y poniendo fin a las ejecuciones extrajudiciales".
El informe destaca la importancia de que Brasil garantice que todos los crímenes cometidos por agentes del orden son investigados de manera independiente y que se combata la impunidad de los crímenes cometidos contra jueces y activistas de derechos humanos.
Paraguay recomendó "seguir trabajando en el fortalecimiento del proceso de búsqueda de la verdad" y Argentina "continuar los esfuerzos para garantizar el derecho a la verdad a las víctimas de graves violaciones de los derechos humanos y a sus familias".
Francia, por su parte, emplazó a "garantizar la que Comisión de la Verdad creada en noviembre de 2011 sea provista de los recursos necesarios para reconocer el derecho de las víctimas a la justicia".
Muchas de las delegaciones que participaron en el examen a Brasil coincidieron también en las recomendaciones en favor de una mejora de las condiciones penitenciarias, sobre todo en el caso de las mujeres, que son víctimas de nuevos abusos cuando están presas.
Se recomendó al Gobierno en este sentido "reformar el sistema penitenciario para reducir el nivel de sobrepoblación y mejorar las condiciones de vida de las personas privadas de libertad".
Cara al futuro, Canadá pidió garantías de que la reestructuración urbana que se lleva a cabo para la organización del Mundial de Fútbol 2014 y para los Juegos Olímpicos de 2016 "sea debidamente regulada para prevenir desplazamientos y desahucios forzados".
"Los residentes de zonas afectadas deben tener información plena y puntual sobre las propuestas que les afectan, se ha de entablar una negociación genuina con las comunidades para explorar alternativas al desahucio y, donde sea necesario, ofrecer compensación o alojamiento adecuado alternativo cerca de las comunidades existentes", se expuso en el documento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada