viernes, 25 de octubre de 2013

635.- El éxodo tras el éxodo: 130.000 refugiados sirios huyen de sus campamentos por los bombardeos


Campamento Abou Djirin. Casi todos civiles de la ciudad de Al Safira o de campos cercanos a los que MSF ha dado asistencia, han huido hacia el norte.



El éxodo tras el éxodo: 
130.000 refugiados sirios huyen de sus campamentos por los bombardeos

EL HUFFINGTON POST  |  Publicado: 25/10/13 CEST  | 



Cientos de miles de ciudadanos sirios tuvieron que abandonar sus hogares por la guerra civil. Ahora, han tenido que dejar atrás sus tiendas. Médicos sin Fronteras denuncia que 130.000 personas se han visto obligadas a huir de los campamentos donde se habían refugiado debido a los ataques en la zona.

Según los datos de la ONG, los nuevos desplazados, casi todos civiles, han escapado del distrito de Al Safira, en la provincia de Alepo, por los violentos combates y ataques aéreos que se están produciendo desde el 8 de octubre y que han dejado cientos de heridos.

La situación ha desbordado a las organizaciones humanitarias, ya que los campamentos del norte donde tratan de cobijarse se encuentran saturados.

Esta serie de fotografías fueron tomadas por MSF hace apenas unos días en dos campos de refugiados de Al Safira. Estos campamentos ahora han quedado desiertos.




Campamento Abou Djirin. Estos campamentos donde se instalaron huyendo de la guerra han quedado desiertos porque han tenido que escapar de nuevo.




Campamento El Djabboul. “Llegan a zonas que ya están repletas de desplazados y donde un puñado de organizaciones humanitarias hacen frente a grandes necesidades”, denuncia Marie-Noëlle Rodrigue, directora de operaciones de MSF.





Campamento El Djabboul. En la ciudad de Manbij, voluntarios de la Media Luna Roja ya han registrado a casi 200.000 desplazados. Estiman las nuevas llegadas en 100.000, pero ya han dejado de contar porque no tienen forma de asistirles.




Campamento El Djabboul. Los que huyeron sin nada están ahora desamparados y tienen que afrontar el segundo invierno desde que empezó la guerra.




Campamento Abou Djirin. La capacidad de recepción de los campamentos donde se refugian los nuevos desplazados está saturada. Las familias se aglomeran en edificios abandonadas, granjas, aparcamientos...




Campamento Abou Djirin. UNICEF ha advertido este jueves de que existe un "riesgo real" de que se pierda "una generación entera" de niños sirios a causa del conflicto armado en su país.



Campamento Abou Djirin. No solo los civiles son víctimas directas de los bombardeos, sino que se hallan con un acceso a la salud muy limitado, ya que los centros de salud del este de Alepo están siendo atacados.






Infancia robada en Siria: Issa, un niño de 10 años que trabaja en una fábrica de armas 



Miles de niños sufren a diario las consecuencias de la guerra civil en Siria. La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, denunciaba recientemente la muerte de 10.913 menores el comienzo del conflicto hace dos años. Otros cientos de miles viven desplazados, en campos de refugiados. Y casi dos millones de menores han tenido que abandonar la escuela, según los datos de Unicef.

Es el caso de Issa, de 10 años, que intenta sobrevivir en Alepo.

Ha cambiado los libros por bombas. Trabaja 10 horas al día con su padre en una fábrica que repara armamento para el Ejército Libre Sirio.

Esta serie de fotografías de la agencia Reuters narra su historia.





Este es Issa. El pequeño posa en una silla de plástico en un momento de descanso en la fábrica






Su rostro y sus manos están tiznadas por el trabajo en la factoría






El niño de 10 años carga un proyectil de mortero






También maneja la maquinaria con la que ponen a punto el armamento






Esto es una lanzadera de proyectiles de mortero. Issa lo está reparando.






Midiendo uno de los proyectiles de mortero






Debajo de una lanzadera de mortero






Montando misiles de mortero






Después de 10 horas de trabajo, cena con su familia en su casa en Alepo

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada