viernes, 8 de febrero de 2013

554.- Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica – y 2ª Parte


Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 4ª Parte


Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica – y 2ª Parte

Riquezas mediante falsificaciones

Para aumentar los bienes raíces de la iglesia, algunos monjes y otros eclesiásticos falsificaban documentos

Si un obispo o un abad quería aumentar su propiedad, muchas veces se hacía confeccionar una falsificación, que luego era “encontrada” en el archivo y que demostraba que, este o aquel príncipe de tiempos anteriores, había legado el terreno correspondiente al convento ¿Qué iban a hacer los campesinos en contra de esto?, ya que la mayoría de las veces, no sabían leer ni escribir.

Hubo monjes que habían aprendido el arte de falsificar y que recorrían el país de convento en convento, para ejercer su oficio.

En su lecho de muerte, el monje Gueron reconoció que había recorrido toda Francia para confeccionar falsos documentos para monasterios e iglesias.

En el sur de Alemania, el convento benedictino de Reichenau junto al lago de Constanza, se hizo cargo de este trabajo criminal.

Una gran parte de los documentos medievales son falsificaciones

La guinda de la torta de la criminalidad se la adjudicó el papa Esteban II (*757), afirmando que Constantino le había regalado todos los territorios del occidente. No pocos que consideraban esta “donación de Constantino” como una falsificación, tuvieron que pagar con su vida esta declaración, así por ejemplo, Johannes Dränsdorf en Heidelberg, aún en el año 1425 y el (“Waldenserführer”) Friedrich Reiser en Estrasburgo.

La donación de Constantino se basaba en la siguiente leyenda: El perseguidor de cristianos Constantino, según esto fué sanado por el papa Silvestre I de la lepra, fué convertido y bautizado y en agradecimiento, no sólo le regaló el Lateran, sino todas las provincias de Italia y los países occidentales.

Después de que ya en el siglo 12, los seguidores de Arnold von Brescia habían reconocido la falsificación, el secretario papal y humanista Laurentuis Valla en 1440, en un escrito lo había aclarado definitivamente. La escritura histórica católica romana, según Deschner, ya en el siglo 19 se reconoció la falsificación.

Las iglesias de Alemania, son todavía los más grandes terratenientes, como en muchos otros estados. ¿Cuántas de estas propiedades habrán sido compradas con dinero ganado honestamente? ¿Y cuánto fué robado, estafado o quitado?
________________________________________________________

Riquezas por herencia fraudulenta

Un factor principal para el incremento de los bienes raíces de la iglesia, desde la antigüedad. Pero en especial en la edad media, fueron las herencias.

Ya en el siglo 4, el fraude en las herencias por el entonces papa Dámaso, fué tan terrible que incluso tuvo que intervenir el emperador.

Para no entrar en sospecha de herejía, cada terrateniente o arrendatario después de su muerte, dejaba una parte para la iglesia. Porque incluso un muerto podía ser acusado de hereje, para robarle toda la herencia a sus descendientes. Además el sospechoso de herejía, bajo ciertas condiciones no recibía un lugar en tierra consagrada. Bajo esta presión moral, aumentaban las tierras de la iglesia.

El papa Alejandro III dispuso ya en 1170, que ningún testamento sería válido, que no fuese hecho en presencia de un sacerdote.

Cada notario mundano que extendía un testamento sin observar esta disposición del papa, era castigado con la excomunión.

La iglesia reclamaba exclusivamente para si, el derecho de confirmar judicialmente un testamento.

Las herencias testamentarias valían, según la iglesia, como un medio fiable para reducir el tiempo en el purgatorio. Así el miedo a los eternos castigos infernales hacía que las personas enfermasen, si no aportaban a la iglesia un buen montón de dinero. Hasta hoy.

La ética cristiana de la reparación fué expuesta de la siguiente manera: A los comerciantes usureros se les decía que la única manera de alcanzar la salvación, era la devolución total de sus ganancias. Por regla general la devolución no se le hacía al afectado, en su lugar se fundaron nuevas fundaciones eclesiásticas.

Sin miramientos el padre de la iglesia Salvian predicaba en el siglo 5: ”Aquel que deja su fortuna a sus hijos, en vez de entregarla a la iglesia, actúa en contra de la voluntad de Dios y en contra de su ventaja. Mientras cuida por el bienestar terrenal de sus hijos, defrauda su propio bienestar en el cielo.”

San Basilio lo formulaba de la siguiente manera: “Preveer para sus hijos, es sólo un pretexto de los codiciosos.“

El engaño de las herencias por parte de curas, es conocido hasta la actualidad. Especialmente personas mayores son afectadas por esto. Adultos mayores sólos en hogares de ancianos, son especialmente accesibles al consuelo de los sacerdotes.

En 1993 se conoció el caso de una profesor quién dejó a su sobrino, según su testamento, la cantidad de 1,5 millones de marcos alemanes. El testamento fué impugnado por el seminario sacerdotal Zaitskofen. Los sacerdotes católicos argumentaban que el profesor no habría estado en sus cabales cuando cambió su testamente en perjuicio de la iglesia. La justicia no dió a lugar.

Los costos del juicio de 100.000 DM por el proceso de tres años y medio, lo tuvo que pagar el seminario. (Hannoversche Allgemeine Zeitung, 30.9.2002)
_____________________________________________________________

Riquezas por el diezmo

Un importante rol en los ingresos de la iglesia, también lo juega el diezmo.

Tabla de los Diezmos de la segunda mitad del siglo XVII. Se encuentra en la Casa del Obispo de Cádiz, España.

En la edad media, todos los propietarios de tierras, estaban obligados a entregar una décima parte de su producción o sus ingresos, a la iglesia local.

El que no pagaba o no lo pagaba correctamente, se arriesgaba a una condenación y excomunión de los curas.

Así los curas salían “armados y recaudaban las deudas sin conmiseración”, mientras que predicaban con hipocresía, contra los intereses y usuras.

El papa Pío V les daba a los incautadores las siguientes instrucciones: “Un hombre común que no puede pagar su multa en dinero, deberá permanecer durante un día con las manos atadas a la espalda, frente a la puerta de la iglesia, a la segunda vez, será flagelado por las calles. A la tercera vez, le será perforada la lengua y enviado a las galeras.“

Por rehusar pagar el diezmo, con los campesinos de Stedinger se llegó al asesinato en masa y al saqueo por parte de la iglesia y sus señores. Los campesinos se negaron a pagar el diezmo al arzobispo de Bremen. En contra de ellos en 1229, se activó el terrible instrumento de la inquisición.

El papa Gregorio IX hizo predicar a sus dominicanos la cruzada contra los campesinos de Stedinger.

En el invierno de 1229/30, el arzobispo Gebhard II junto a su hermano y otros nobles y sus caballeros, fueron a la guerra contra los campesinos.

Primeramente los campesinos fueron victoriososll pero cinco años después, el 25 de marzo de 1234, fueron masacrados por el ejército al servicio de la iglesia.
_____________________________________________________________

Riquezas por simonía

La venta de cargos (simonía) le trajo al papa mucho dinero y propiedades

Jesús no conocía funcionarios, por esto tampoco impuso a ninguno. La iglesia católica lo ve esto un poco distinto …
El papa Inocencio III creó, poco después que asumió el cargo, 52 nuevos secretariados, que vendió por 79,000.- florines de oro.

Los papas muchas veces declaraban vacantes estos puestos de sus antecesores, para poder venderlos de nuevo.

El papa León X había creado 39 nuevos cargos cardenalicios y se embolsó 511.000 ducados. El precio para un cargo de cardenal costaba en aquel entonces entre 10.000 y 30.000 ducados de oro, cada uno.
Incluso el cargo del papado era comerciable y era rematado a la mayor oferta.

Cuando en 1492 falleció el papa Inocencio VIII, el cardenal Della Rovere era el favorito. Él disponía sobre 1.000.000 de ducados de oro de la república de Génova y otros 200.000 del rey de Francia, para darle mayor presión a su pretensión.

Su competidor Rodrigo Borgia fué vicecanciller del Santo Trono bajo cuatro papas. “Los sobornos ofrecidos por él, eran pasmosos. El regaló abadías ricas; villas lujosas e incluso ciudades completas, para asegurarse el voto de un cardenal.”

Durante los cinco días del cónclave en Agosto 1492, él maniobraba con promesas sobre ascensos lucrativos y sobornos, para asegurar le elección a su favor.”

El cardenal Orsini vendió su voto por los castillos Monticelli y Sariani.
El cardenal ascanio Sforza quería cuatro cargas de mula con plata – y la lucrativa cancillería, para garantizar su voto.
El cardenal Colonna recibió la rica abadía de San Benedicto junto con todos los dominios y derechos patronales, para sí y su familia, para siempre.
El cardenal de San Angelo quería el obispado de Porto, con el castillo que allí había y una bodega llena de vino.
El cardenal Savelli recibió la Civita Castellana.
A Rodrigo aún le faltaba un voto para la victoria. El voto decisivo le pertenecía a un monje veneciano. El quería sólo 5.000 coronas y una noche con la hija de Rodrigo, la encantadora doceañera Lucrecia. El negocio se realizó, y con los votos de veintidós cardenales en el bolsillo, Rodrigo Borgia fué elegido como papa Alejandro VI.” 19)


Origen de las riquezas acumuladas por la Iglesia Católica - 5ª Parte


Riquezas por asesinato

Los papas tampoco se intimidaban ante asesinatos, si se trataba de ventajas económicas o de poder político. Si se les cree a algunos sacerdotes, que en forma anónima se dirigieron con un libro a la opinión pública, entonces aún hoy día, suceden misteriosas muertes en el Vaticano.

El historiador Thomas Tomasi escribió al respecto: “No sería posible contar todos los asesinatos, violaciones y los casos de incesto, que fueron perpetrados todos los días en la corte del papa. Una vida humana no alcanza para tomar nota de los nombres de todos los que fueron asesinados, envenenados y tirados vivos al río Tiber.”

El asesinato fué un importante ingreso paralelo, para el papa Alejandro VI. Harto de las constantes amenazas de su hermano, que se encontraba en el Vaticano como refugiado, el sultán otomano Bayaceto II envió al papa Alejandro VI 40.000 ducados de oro, por los cuales debía asesinar a Dschem. Pero la ayuda del papa no era tan barata. Esperó. Otros 200.000 ducados puso luego el sultán. Entonces el papa Alejandro VI hizo envenenar a Dschem.

La venta de cargos fué una buena fuente de ingresos. Para que los ingresos no se agotaran, “el papa Alejandro se preocupaba de que los cardenales, que él había nombrado, pronto fuesen envenenados, entonces no sólo se podían volver a vender los cargos cardenalicios, si- no también hacerse con las propiedades, que pasaban a manos de la iglesia – quiere decirse, a manos del papa Alejandro.”

En su bestseller “La santa mafia del papa” Robert Hutchison menciona a una serie demuertes misteriosas, que estarían en relación con asuntos financieros o personales con el Vaticano o un grupo cercano. Él se refiere a los siguientes casos mortales:

1975: El senador francés príncipe Jean de Broglie
1977: Charles Bouchard, gerente del banco Leclerc de Ginebra
1978: Padre Giuliano Ferrari
1978: El patriarca ortodoxo Nikodim
1978: Papa Juan Pablo I
1978: Poco después, el secretario de estado cardenal Villot
1979: Cardenal Vagnozzi, jefe de la prefectura para asuntos económicos del Vaticano
1981: Francesco Cosentino, logia P2
1982: El banquero milanés Roberto Calvi
1982: El anticuario Giorgio Di Nuncio
1982: El cardenal Benelli de Florencia
1985: El ex ministro de relaciones exteriores de España, Gregorio López-Bravo
1985: El banquero Ricardo Tejero
1986: El empresario marítimo José María Aristrain
1986: El mafioso Michele Sindona
1986: Un fallido intento de asesinato del empresario español Ruiz-Mateos
1986: El juez del tribunal constitucional Manuel García Pelayo
1994: El arzobispo salvadoreño Rivera Damas
1998: El director de la filial del banco Vaticano en Nápoles, Aldo Palumbo
El sacerdote Giuliano Ferrari, fué encontrado muerto en un compartimiento vacío del tren expreso Ginebra – Paris. Aparentemente murió a causa de un “fulminante ataque cardíaco”. Ya en 1969, se trató de envenenarlo lentamente con digitalis glucosides. Esta droga produce fallos cardíacos.

Ferrari llamó a la iglesia romana, “la empresa financiera más grande y sucia del mundo”. Deschner especula si no habría sido una víctima del Vaticano. Según la opinión de Ferrari, los sacerdotes latinoamericanos Camilo Torres y Oscar Romero, también fueron víctimas del Vaticano. Ferrari dijo poco antes de su muerte: “El crimen más reciente del Vaticano fué el asesinato de mi amigo, el arzobispo Oscar Romero, en San Salvador.“

En la mañana del 18 de Junio de 1982 el banquero milanés Roberto Calvi, fué encontrado colgando bajo un puente del Támesis. Él fué encubridor y participante de uno de los grandes escándalos financieros que fué provocado por el Vaticano. Él le dijo a su hija, poco antes de morir: “Los curas van a ser mi fin.”

Su esposa Clara Calvi, dijo en una entrevista: “Con seguridad fueron los curas del Vaticano. Esto nos lo dijo Roberto antes. Matar a alguien no es pecado para ellos, así se lo dijeron. Ellos sólo liberarían un alma de un cuerpo.“

Al anterior consejero financiero del Vaticano, Leopold Ledl, le dijo Calvi días antes de su muerte en su huida a Londres: “Marcinkus quiere mi cabeza” (se refirió al cardenal Marcinkus).

El lunes 4 de mayo de 1998, fueron asesinadas tres personas.

La versión oficial: El guardia suizo Cédric Tornay, habría asesinado al teniente Estermann y a su esposa Gladis Meza Romero, para luego dispararse a si mismo. Un grupo perteneciente al Vaticano de clérigos y laicos, que quieren permanecer en el anonimato, lo ven de otra manera. Ellos escribieron un libro en Italia sobre este tema, con el título: ”Mentiras sangrientas en el Vaticano”. En Alemania apareció este libro con el título: “Ihr habt getötet”.

En su libro exponen sus reflexiones de cómo se pudo haber llegado a este asesinato, quién fué el beneficiario y enumeran muchas incongruencias hasta la carta falsificada de despedida, del supuesto asesino.

La madre de Céderic afirma que hay alguien en el Vaticano quien podría aclarar la verdad, pero éste habría desaparecido de repente.
Ella tiene miedo, porque delegados del Vaticano fueron a visitarla a Suiza, para presionarla y requerir su silencio.

Según datos de este grupo colaborador anónimo del Vaticano, que se hacen llamar los “Apóstoles de la verdad”, en el vaticano habría una “sangrienta guerra de sucesión“, desencadenada entre los remanentes de la tristemente famosa logia masónica P2 y el archi- conservativo grupo internacionalmente activo.

Los “apóstoles de la verdad” del Vaticano escriben, que un tenaz forcejeo entre el clan de los masones y este grupo internacional, se reparten entre ellos “el gigantesco (político, económico y logístico)poder del Vaticano, donde el papa es sólo una imagen para el público.“

A la muerte de Juan Pablo I (Albino Luciani) dicen, que él quería terminar con los dudosos negocios financieros, el exagerado lujo y la corrupción dentro de la Iglesia oficial. “Pero su pontificado fué notoriamente corto (sólo 33 días). Las circunstancias de su muerte fueron misteriosas, y el cadáver de Albino Luciani fué tan rápidamente embalsamado, que fué imposible hacerle una autopsia …”
________________________________________________________

Riquezas por ingresos laterales

Los papas encontraron constantemente nuevos camino para aumentar la fortuna propia y de la iglesia

El papa Alejandro VI simplemente dejó libre a asesinos – contra una pequeña contribución, naturalmente. Él decía: “El señor no quiere la muerte del pecador, sino que pague y que viva.” Con un promedio aproximado de 14 asesinatos diarios en Roma, era una negocio muy rentable.

Este mismo papa, le permitió a un noble cometer incesto con su hermana – contra un impuesto de 24.000 piezas de oro.

Pedro Mendoza cardenal de Valencia, le compró al papa el permiso para llamar a su niño de placer, su “hijo carnal”.

Nigel Cawthorne escribe en su crónica de escándalos del vaticano sobre el papa Bonifacio IX: “El fué un asesino, quién mediante la venta de cargos (Simonía) llenaba las arcas vacías del Vaticano. Además gestionaba el tráfico de indulgencias e impuso tributaciones sobre la canonización de santos, o la extensión de certificados de autenticidad por reliquias recientemente descubiertas como por ejemplo, el prepucio de Jesús”.

También con las cruzadas los conventos tuvieron buenas ganancias, porque tomaban las tierras de los cruzados como prenda, que en caso de muerte, pasaban a manos de estos.
________________________________________________________

Riquezas por prostitución

Hubo papas y obispos, que se enriquecieron mediante la prostitución y para esto mantenían prostíbulos propios

Para poder financiar una guerra contra los turcos, el papa Sixto IV (1471-1484) construyó en Roma un elegante prostíbulo para ambos sexos. Sus cortesanas le habrían pagado cada semana un “Julio” de oro, lo que resultaban unos ingresos anuales de 26.000 ducados.

En tiempos del papa Clemente VI (1342-1352), las prostitutas eran tan numerosas, que el papa Clemente les impuso un impuesto. El historiador Joseph McCabe encontró un documento, del cual se dilucida, que funcionarios papales “compraron un hermoso, nuevo y atractivo prostíbulo” de la viuda de un médico. En el documento se registra que la compra se hizo “en nombre de nuestro señor Jesucristo.”

En Alemania se había desarrollado una nueva forma de prostitución en los templos. En la catedral de Estrasburgo circulaban las prostitutas. Lo que se debía saber al respecto: El obispo de Estrasburgo administraba un prostíbulo.

El decano de la catedral de Würzburg, habría tenido el derecho legal de recibir anualmente, de cada pueblo de su diócesis, un caballo, una comida y una muchacha joven.

Una forma directa de prostitución en los templos, fué reestablecido en Roma en el siglo 13. Todas las prostitutas locales fueron juntadas y enviadas a trabajar a la capilla subterránea de la iglesia de Santa María, rodeadas de los objetos más santos de la cristiandad.

El papa Julio II dispuso el 2 de Julio de 1510 en una bula papal la instalación de un burdel, en el cual mujeres jóvenes podían ejercer su profesión.

Los siguientes papas León X y Clemente VII consentían igualmente este establecimiento bajo la condición de que un cuarto del total de los bienes de las mujeres que ahí trabajaban, después de su muerte pasarían al poder de las monjas de Sainte-Marie-Madeleine.“Poligamia, sodomía e incesto fueron los vicios menores de los papas”
__________________________________________________________

Riquezas por subvenciones del estado

Subvenciones del estado a la Iglesia católica en Alemania

En Alemania la iglesia y el estado, yacen en la misma cama, a pesar de que laconstitución diga otra cosa. Las consecuencias: El estado toma el dinero de los ciudadanos – y a las iglesias ricas les es dado por delante y por detrás ¡Más de 14 mil millones cada año!

O los políticos están tan perturbados, que no se dan cuenta, o están dependientes de la iglesia y tienen miedo.

Existe la sensación de que las iglesias tienen desde hace tiempo, a los políticos en sus bolsillos y les pueden exigir lo que quieran – los políticos pagan sumisos, agradecidos y de forma voluntaria según la divisa: “Manténganlos tontos – y yo los mantengo pobres …”Desde siempre, la iglesia usa al estado y con esto al pueblo, como “vaca lechera“.

Se deja pagar muchas cosas del estado:

Sueldos de los obispos, cardenales, arzobispos y obispos auxiliares
Sueldos de canónicos y consistorios
Sueldos de vicarios y sacristanes
Sueldos de secretarios de los obispos
Obispos militares y Pastores militares
Reparaciones y mantenimiento de innumerables iglesias y construcciones eclesiásticas
La formación de curas y teólogos
Clases confesionales de religión, en escuelas públicas

Millones de exigencias de la época napoleónica, que generalmente deben ser pagadas por municipios empobrecidos. (No es un chiste malo)

Incluso el incienso, el vino de misa y los trajes, en el caso de asistencia espiritual en el ejército, son pagados por el estado del dinero del pueblo, se financian también la mayoría de los costes de las instalaciones (aprox. 90 %, equivalente a unos 10 millones de Euros anuales).

Raras veces ponen la mano en sus propios bolsillos (a pesar de un patrimonio de 500 mil millones de euros). Y sin embargo tienen la potestad: El que se casa con una divorciada, es amenazado de ser expulsado de una institución católica, etc.

La guinda encima del pastel: También los musulmanes, ateos y los que se salieron de las iglesias, tienen que pagar los sueldos de los obispos católicos, ya que el dinero es sacado de el bote común de los impuestos (O sea no del impuesto eclesiástico, como muchos creen).

Si una comunidad eclesiástica local construye un nuevo jardín infantil por ejemplo, sólo paga un 1/3 de los costos, los 2/3 restantes los paga el estado. La iglesia sin embargo, es la única dueña(muchas veces el terreno es donado). De esta manera aumenta constantemente la propiedad en inmuebles y terrenos de la iglesia.

Esto y mucho más, es “el secreto del estado y de la iglesia”.Lista de las subvenciones millonarias del estado alemán a las iglesias

Renuncias a ingresos Importe

Deducciones de los impuestos eclesiásticos 3,50 millones de Euros
Exención de impuestos a los intereses y capitales 1,40 millones de Euros
Exención de impuestos a la compra venta 1,20 millones de Euros
Otras exenciones 0,15 millones de Euros
Total por renuncias a ingresos aprox. 6,25 millones de Euros

Subvenciones directas (Incompleto)

Clases confesionales de religión 2,45 millones de Euros
Formación de los Teólogos 0,62 millones de Euros
Ahorros por recaudación estatal del impuesto eclesiástico 1,00 millones de Euros
Conservación de monumentos 0,04 millones de Euros
Asistencia espiritual militar 0,03 millones de Euros
Pagos de los estados federales 0,72 millones de Euros
Pagos de las comunas (estimado)

(entre otros, construcción, Regalos,cultura etc.) 2,50 millones de Euros
Obligaciones por construcciones 0,05 millones de Euros
Subsidio a obras misioneras 0,19 millones de Euros
Otros, por ejemplo: Ordenes, medios, festividades 0,30 millones de Euros
Subvenciones directas aprox. 7,90 millones de Euros
Total de las subvenciones del estado alemán a la iglesia: 14,15 mil millones de Euros al año.

Fuentes: C. Frerk, Finanzen und Vermögen der Kirchen, Alibri-Verlag, Aschaffenburg 2002 und G. Rampp, Bund für Geistesfreiheit, Augsburg, www.bfg-augsburg.de

En la suma de 14,15 millardos de Euros no están incluidas otras grandes ayudas financieras a las instituciones sociales de la iglesia, para esto hay otros 10 millardos aprox. de subvenciones extras del estado. Las iglesias mismas usan sólo entre el 8 y el 10 % de los casi 9 millardos de Euros de los impuestos eclesiásticos anuales.

A las iglesias no les gusta meter la mano en los bolsillos, mientras que la “vaca lechera”, el estado, se deje ordeñar. Así los fundamentos sangrientos de la iglesia, son constantemente llenados con nuevas corrientes de dinero del tesoro público.



Subvenciones recibidas del estado en España

La Iglesia católica disfruta de más de 6.800 millones anuales del Estado, libres de impuestos

En España, es propietaria, a través de sus más de 40.000 instituciones (…diócesis, parroquias, órdenes y congregaciones religiosas, asociaciones, fundaciones, etc.) de un enorme patrimonio consistente en bienes mobiliarios, inmobiliarios, suntuarios, culturales, capital de fundaciones… pues aunque cada una de ellas tengan autonomía jurídica y administrativa, no dejan de formar parte de la misma organización eclesial.

Claro está que de forma legítima recibe donaciones directas de sus fieles y se nutre de los beneficios de sus innumerables y a veces suculentos negocios de todo tipo y actividad.

Pero, además, de forma no tan legítima recibe financiación directa e indirecta por parte del Estado español.

La cifra presunta y estimada que el Estado (central, autonómico, local) ha cedido, directamente, a la iglesia católica, en 2009, puede haber superado los 6.800 millones de euros.

De los cuales sólo 252 pertenecen a la asignación tributaria del IRPF (2009).

En una época, como la que atravesamos, de profunda crisis social y económica la Iglesia católica española, en 2010, va a seguir recibiendo “religiosa y puntualmente” del Estado su financiación, sin ningún tipo de recorte.

Las exenciones tributarias, según varias fuentes y expertos consultados, ha podido suponer en el ejercicio de 2009 una falta de ingresos por parte de las diferentes administraciones del Estado de unos 900 millones de euros. (*Impuestos municipales -como es el del IBI- y otros autonómicos y estatales).

En la Enseñanza, (curso 2008-2009) para el pago de las personas que imparten religión católica en la enseñanza pública y privada (unos 30.000), superó los 600 millones de euros.

Para financiar a los centros educativos con ideario propio (católico) la cifra se aproximó a los 3.800 millones de euros, a través de los módulos económicos de los conciertos educativos en cada CCAA (Según la ley de presupuestos del estado se divide el modulo en: 1.Salarios?cargas sociales. 2. Gastos variables y 3. Otros gastos)

En el capítulo de Enseñanza hay que contar las cada vez más cuantiosas donaciones que diversos estamentos públicos, como Ayuntamientos, CCAA, etc. hacen a fundaciones universitarias privadas y otras entidades educativas de la iglesia.

También las organizaciones de la Iglesia y la Conferencia Episcopal española reciben diversas subvenciones y donaciones de apoyo por parte del Estado, para sus medios de comunicación y editoriales. (*Todo este costo es muy complejo de averiguar, pues se encuentra muy mezclado y hay que acudir a miles de fuentes y partidas presupuestarias)

Del impuesto del IRPF (Que pasó del 0,52%, al 0,7% en 2007). La iglesia católica ha recaudado en el año (2009) más de 252* millones de euros, para financiar el culto y el clero.

(*Esa parte de la financiación se detrae del conjunto del impuesto sobre la renta de las personas físicas. En base al porcentaje de personas que ponen la correspondiente cruz en la declaración de la renta, que son -aproximadamente- uno de cada tres contribuyentes)

También vía impuesto del IRPF a través de la asignación del 0,7% a la casilla de “fines sociales” muchas organizaciones de la iglesia católica reciben varias decenas de millones de euros al año.Siguiendo la ley de 1987, vigente hasta 2007, los contribuyentes, al presentar su declaración anual del IRPF elegían dedicar el 0,52% de los ingresos por IRPF o a la Iglesia Católica o a otros fines de interés social.

Como se muestra en el gráfico, hace 15 años el porcentaje de contribuyentes españoles que decidían asignar una parte de su cuota a la Iglesia era superior al 40%. Desde entonces, ese porcentaje ha ido bajando significativamente.




De 1992 a 1998 uno de cada seis contribuyentes que habían señalado la casilla de la Iglesia cambió de opinión. En 1999 se introdujo un cambio de las reglas del juego que no se recoge en el gráfico. Se permitió asignar dinero conjuntamente a la Iglesia y a las organizaciones sociales, cuando hasta entonces había que optar entre ambas.

De ese modo la Iglesia recuperó un 3% de “los casilleros”, hasta el 34%, correspondiente a personas que estaban asignando un 0,52% a fines sociales y que no tienen inconveniente en que se le asigne otro tanto a la Iglesia. El Gobierno socialista ha mantenido esta doble opción, favorable a dicha institución. Pero lo más llamativo es que, desde 1987, la cuantía anual que se viene entregando a la Iglesia es muy superior a la que los contribuyentes manifiestan en la casilla de su declaración.

El mecanismo presupuestario utilizado es el siguiente: se adelanta una cantidad a cuenta para el año y en el presupuesto siguiente se “liquida” en función de lo que los contribuyentes hayan decidido asignar. Si lo que sale de la casilla del IRPF es inferior a la cantidad adelantada por Hacienda, la Iglesia debería en teoría “devolver” el exceso asignado.

Pero en la realidad eso no ha ocurrido y en los presupuestos de todos los años se ha consolidado la diferencia entre lo que efectivamente ha recibido la Iglesia y la cantidad que los españoles decidían asignarle en el IRPF. Una diferencia sustancial, en torno a un 30%, y que podemos denominar el “cupón bendito”.

Dicho “cupón” se ha ido manteniendo año a año en una cuantía que ha oscilado entre los 25 y los 35 millones de euros anuales. Así, durante estos 20 años de alguna forma se ha escamoteado la voluntad de los contribuyentes españoles y, en un acto de dudosa transparencia democrática, aunque con la bendición divina, se le ha dado a la Iglesia unos 600 millones de euros más de lo que los españoles les habíamos asignado.

Este mecanismo podía tener una justificación transitoria, y de hecho nació de esa forma hace 20 años. En 2007 se ha suprimido este mecanismo del “cupón bendito”. Pero se ha hecho de forma muy generosa con la Iglesia. En primer lugar, se consolida el cupón de todos estos años, es decir, se renuncia a la devolución. Y, lo que es más importante se eleva al 0,7% el porcentaje a asignar de la cuota.

Se trata de una subida del 33% por cada contribuyente. De esta forma, la cantidad que decidan los españoles con el nuevo coeficiente se aproximará o incluso superará a la que recibían de facto, con el “cupón bendito” incluido.

Este sistema tiene una ventaja, la transparencia. El Estado coopera haciendo de gestor de esa recaudación con unas cuentas claras, y generosas. Pero, probablemente, a la Iglesia, volver a su casilla es lo que le saca de sus casillas.La actividad “social” de la iglesia católica que además de su labor de caridad social, la utiliza para hacer proselitismo religioso, se realiza a través de centenares de asociaciones, organizaciones, fundaciones, congregaciones religiosas vinculadas a la iglesia a través de sus más de 60 delegaciones diocesanas locales y de las delegaciones autonómicas, tales como Cáritas o Manos Unidas y otras y los más de 3000 centros y casas de caridad, hospitales concertados, ambulatorios y dispensarios, casas de ancianos, discapacitados, orfanatos, guarderías, centros especiales de reeducación, centros de drogodependientes.etc. a través de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados o las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y otras múltiples pertenecientes a diversas congregaciones religiosas, que reciben dinero vía subvenciones, conciertos y donaciones directas del estado.

Estas donaciones y subvenciones son incalculables, pero bien podrían significar varios cientos de millones de euros al año, si tenemos en cuenta algunos datos de los que disponemos, aunque todos ellos con todas las reservas, dada su complejidad.

Los obispos y una parte de la sociedad (incluso política) dicen, que el Estado gastaría mucho más si tuviera que atender, por su cuenta, a estas obligaciones educativas o asistencias. Eso es una opinión- trampa, ya que a través de la denominada obra social de la iglesia hacen proselitismo y política.

Y el estado, como se ha podido comprobar en cientos de casos, podría hacerlo directamente o con concesiones a entidades no religiosas, generando más riqueza social y más puestos de trabajo, aunque tuvieran un mayor costo económico.

El Estado paga también la nómina de los capellanes hospitalarios (más de 500 a tiempo completo y casi 300 a tiempo parcial), de los penitenciarios (más de 100), más los sueldos de los capellanes castrenses, a cuyo frente está un arzobispo con grado de general de división. Estas nóminas y sus correspondientes cargas sociales superan los 15 millones de euros anualmente.

Capítulo aparte son las ayudas directas a la Iglesia, para el sostenimiento de su ingente patrimonio artístico e inmobiliario, también para su reforma y conservación: 280 museos, 103 catedrales o colegiatas con cabildo y casi mil monasterios. Estos datos no nos han sido facilitados muy fiablemente por las distintas CCAA y Ayuntamientos, pero de diversas fuentes deducimos que se puede acercar a los 350 millones de euros anuales en estos momentos.

Y no digamos de las enormes donaciones, directas o indirectas, de muchos ayuntamientos a desfiles procesionales y cofradías, actos religiosos, romerías, conmemoraciones, en donde se mezcla (intencionadamente) lo religioso, con lo pagano, festivo y cultural, cuyo valor es incalculable. (*Horas extras para orden público, publicidad, etc.)

Además están los fastos religiosos: Las visitas del Papa, actos suntuosos, como conmemoraciones marianas, actos al apóstol Santiago *(este año 2010 es Santo Xacobeo y se multiplicarán los gastos), cuyo costo puntual es incalculable. *(La visita del Papa de 2011 ya está comprometido, por ahora, un gasto del estado central de más de 25 millones de euros, a ello habrá que sumar los gastos de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento).

Donaciones a centros educativos católicos. Varias organizaciones de la iglesia católica son propietarias, además, de varias universidades (Deusto, de los jesuitas; Navarra, del Opus; CEU, de la Asociación de Propagandistas; pontificias de Comillas y Salamanca; diocesanas de Murcia y Ávila), y de 15 Facultades eclesiásticas, 41 centros teológicos, 11 colegios universitarios, 55 escuelas universitarias y 72 institutos superiores. (*Por este ámbito, como hemos expresado anteriormente, también reciben donaciones públicas y apoyo económico diverso estatal, autonómico y municipal, cuyos datos, en estos momentos, están muy ocultos).

Las subvenciones de Comunidades Autónomas y entidades locales a organizaciones y asociaciones ligadas a la iglesia católica, en algunos casos muy radicales e integristas, puede superar un montante de más de 100 millones de euros anuales en el conjunto del Estado. (A modo de ejemplo: la Comunidad de Madrid ha adjudicado en 2009 a diversas organizaciones la mayoría religiosas y antiabortistas 477.000 euros para actividades de “salud pública y atender colectivos de especial riesgo”

Desgravación de los donativos de los fieles católicos directamente, parece ser que supone, según la propia Conferencia Episcopal, un 70% más de lo que ha recibido por el IRPF. // Las donaciones a la Iglesia Católica desgravan un 25% del IRPF (caso de personas físicas), y un 35% del Impuesto de sociedades (caso de personas jurídicas).

Pero el Estado devuelve a los fieles, y por tanto aporta, el 25% (o el 35%) de esa cantidad. Ello según varios estudios y los datos aludidos de la propia Conferencia Episcopal ha podido suponer casi 80 millones de euros en 2008.Este enorme poder social y económico, medido en fieles seglares, sacerdotes y monjas, obispos y otras jerarquías, en dinero, o en bienes y patrimonio de muy diversa índole y en servicios educativos, sociales, sanitarios y de caridad, es incontable porque se nutre de complicados mecanismos de ingresos privados y de financiaciones públicas, incluido su patrimonio financiero, como acciones, fondos de inversión, participación en mayor o menor en Consejos de Administración de diversas empresas y entidades financieras varias, etc.

Después de más 31 años de democracia en España y de una Constitución que establece “que ninguna confesión tendrá carácter estatal”, los hechos, en materia de relaciones iglesia católica estado español, no sólo sigue con la misma orientación que en siglos anteriores, sino que, en términos cuantitativos, se ha acrecentado la financiación del estado hacia la iglesia católica, lo que, de hecho, significa que estamos en un estado confesional encubierto.

Fuentes:
http://www.rivaslaico.org.es/financiacion.pdf
http://www.edicionessimbioticas.info/La-Iglesia-catolica-recibe-del
http://www.debatecallejero.com/?p=542





Subvenciones del estado a la Iglesia católica en Italia

Cuanto cuesta la Iglesia Católica a los Italianos

Bajo esta pregunta se publicó en el mes de mayo del año 2005 un libro que a su vez era una recopilación de artículos publicados en el diario La Repubblica por Curzio Maltese. En el libro también colaboraron Carlo Pontesilli y Mauricio Turco, ambos estudiosos de los privilegios eclesiásticos.

El libro parte de una afirmación, cuanto menos preocupante; el coste de la Iglesia Católica para los contribuyentes italianos es superior al coste del sistema político.

Se calcula en más de cuatro mil millones de euros al año lo que recibe la Iglesia entre la financiación directa del Estado, de los entes locales y las exenciones fiscales.

Veamos un pequeño desglose, con algunos ejemplos sin entrar al detalle con que se expone en el libro.

Declaración de la renta: Mil millones proceden del 8 por mil (dinero que se obtiene de los ciudadanos a través de la declaración de la renta).

El 60 % de los contribuyentes dejan en blanco el apartado “8 por mil” en la declaración de la renta pero gracias al 35% que marca Iglesia Católica, la Cei acapara casi el 90% del total recaudado. En numerosas ocasiones se ha calificado esta situación de irregularidad jurídica.

Por su parte, el Vaticano defiende el mecanismo de la cuota no asignada argumentando que Italia es un país de fuerte vocación y mayoría católica. Si no se señala; silencio es igual a consentimiento. Además, añaden que es una cantidad de retorno social.

Lo cierto es que de cada 5 euros del contribuyente 1 se destina a la caridad, tanto dentro de Italia como en el exterior, los otros van al autofinanciamiento, la partida más importante (el 35% del total) va directamente a pagar el salario de los cerca de 39.000 sacerdotes.

La campaña publicitaria del “8 por mil” del año 2005, encargada por la Iglesia Católica a una multinacional, costó a la Iglesia 9 millones de euros, el triple de cuanto la Iglesia dió por ejemplo a las victimas del tsunami; 3 millones, el 0,3% de lo recaudado.
ONG´s: La comunidad hebraica italiana dio a Sri Lanka e Indonesia 200 millones de euros, considerando que es una zona donde no existe la comunidad hebrea. La Iglesia Católica recibe por anticipado cerca del 90 % sobre el año sucesivo, mientras que otras confesiones lo reciben hasta con 3 años de retraso.

Cuando en 1996 Livia Turco, que ocupaba el Ministerio de la Solidaridad, propuso destinar la cuota estatal del “8 por mil” a proyectos para niños pobres, el tesorero del Vaticano Atilio Nicora respondió “el Estado no debe hacer competencia a la Iglesia” aquí acabó la propuesta y el debate.

Las ONG’S están restando protagonismo a la Iglesia, pero como no minusvalora ningún nicho de mercado también tiene sus propias ONG’S, esta es una vía más para obtener otra fuente de financiación.

La Iglesia se resiste a peder protagonismo, como prueba esta “anécdota”; cuando Emma Bonino era comisaría europea ocupada del abastecimiento de víveres y medicinas para el área de guerra de ex-Yugoslavia, tuvo una gran pelea para que las cajas pusieran Unión Europea junto con las siglas de Caritas.

Otros mil millones (959) procedentes del Estado van a los salarios de los 25.679 profesores de religión. Todos con contratos precarios hasta que se convocó un concurso “en masa” y 14.670 ahora son fijos. Esto es un gran agravio para tantas materias fundamentales (matemáticas, lengua, geografía, etc) para las cuales no se sacan plazas públicas aún existiendo déficit de profesorado.

Este concurso plantea muchas polémicas de legalidad y esta pendiente de un juicio de la Comisión Europea. Las otras creencias no son consideradas a la hora de la enseñanza religiosa. No sólo se financia la enseñanza de religión católica, también las escuelas pertenecientes a la Iglesia. En el artículo 33 de la Constitución Italiana se prohíbe explícitamente que el Estado financie las escuelas privadas.

El Vaticano recibe además 700 millones de euros del Estado y entes locales por los convenios de la escuela y la sanidad. Por financiación de grandes eventos una media de 2,5 millones de euros año.

En ventajas fiscales, 500 millones en el 50% de descuento sobre el Ires, Irap y otros impuestos. 600 millones de exclusión fiscal procedente del turismo católico, que gestiona cada año de y hacia Italia 40 millones de visitantes y peregrinos.

El patrimonio inmobiliario es incalculable y también con exenciones fiscales

El turismo es un gran negocio para la Iglesia; 40 millones de peregrinos, 19 millones de pernoctaciones, 200 mil camas en 3.500 albergues católicos en Italia, el volumen de negocio se estima en 4,5 mil millones de euros al año. El triple de lo que factura el primer tour operador italiano.

La competencia desleal; en el corazón de Roma esta el hotel Brigidine, en plaza Farnese, es un palacio de siglo xv clasificado con 5 estrellas . 4 mil metros cuadrados en la zona más cara de Roma, la habitación cuesta entre 120 y 190 euros la noche.

Todas las monjas que lo atienden hablan inglés, está siempre lleno. A los hoteles los llaman casas religiosas, esta inscrito en el registro catastral como convento, no paga nada de Ici. Según diferentes estudios cada año los ayuntamientos italianos pierden en torno a 400 millones de euros a causa de esta exención fiscal ilegal y contraria a las normas europeas de la concurrencia.

En 1992 la Corte Suprema juzgó ilegal la exención del Ici, salvo que no hubiese una actividad comercial. Pero la Iglesia posee también restaurantes, cines, teatros, librerías, etc. En ellos siempre hay una pequeña capilla como prueba de que no son exclusivamente comerciales. En términos jurídicos no existe el concepto “no exclusivamente comercial”, ni en el Derecho Civil ni en el Derecho Tributario italiano. Es o no es comercial.

Personal gratuito: Por otro lado tienen otra ventaja competitiva; el personal. Un personal gratis, que no hace huelga, además de las monjas y los frailes tienen personal voluntario, al ser contratos de colaboración no deben pagar por ellos impuestos sobre el trabajo dependiente. Es un personal muy motivado… y una clientela fidelizada.

Los creyentes en sus viajes/peregrinación por una cuestión gregaria prefieren estos establecimientos, y los no creyentes por el atractivo precio y el lugar, siempre edificios históricos bien situados o en el centro de las grandes ciudades o apartados del bullicio en bosques o montañas.

Tienen precios fuera de mercado, aunque no se trata en todos los casos de turismo pobre, los monasterios/hoteles se pueden encontrar en la página web por ej. de Relais & Chateaux, hay incluso salas de bingo para los peregrinos. Y con un régimen fiscal privilegiado.

Propiedades: Casi el 25% de Roma es propiedad de la Iglesia. Entre el 20 y el 22 % del patrimonio italiano es de la Iglesia Católica. Se narra en el libro como una región con grandes carencias de infraestructura; Sicilia, destina entre el 80 y el 90 % de los fondos de Bruselas a las iglesias y entes religiosos, una vez restaurados con fondos públicos se ponen en el mercado a la venta y se transforman en hoteles.

No siempre pueden vender, por ejemplo, el 2007 en Lazio la Iglesia solicitó vender 257 edificios y sólo se le autorizaron 146. En Abruzzo los franciscanos han sacado al mercado, a la mejor oferta, 46 conventos. No siempre se venden, generalmente se establecen concesiones a sociedades hoteleras a cambio de un buen alquiler, a la Iglesia no le interesa despatrimonizarse.

Otro negocio es el supermercado; el Vaticano importa a precios bajos una gran cantidad de productos que después revende. No hay relación entre las cantidades compradas y las necesidades del número de personas que habitan en la Ciudad del Vaticano.

En el año 2005 el Vaticano importó: 1000 toneladas de carne, 200 toneladas de pasta, 174 de toneladas de leche, 27 toneladas de jamón, 15 de embutidos variados, 700 de licores, 240 de cerveza, 50 de vino, 48 de cava y 3 de champán, 110 de tabaco, 17 de cosméticos, 14 de perfumes y 70 de medicamentos.

Otras ventajas; en el año 2006 el Ayuntamiento de Roma estableció un impuesto automovilístico para los vehículos del centro de la ciudad, fue fijado en 550 euros año, el Vaticano protestó argumentando los pactos del año 1929 y el impuesto quedó reducido para ellos a 55 euros año.

El parque móvil del Vaticano es de 200 vehículos. Desde 1929 con la firma de los pactos Lateranensi el Estado italiano se hace cargo de la dotación de agua al Vaticano, es decir, que recibe gratis 5 millones de metros cúbicos de agua que consume como media .¿qué son los pactos Lateranensi? Aquellos que fueron firmados entre la Iglesia Católica y los dirigentes de diferentes países por los que se le concedía a la Iglesia condiciones especiales en determinados asuntos.

¿Con quién firmó la Iglesia Católica? con Benito Mussolini el 11 de febrero de 1929, con Adolf Hitler el 20 de julio de 1933, con Antonio Oliveira Salazar el 7 de mayo de 1940 y con Francisco Franco el 27 de agosto de 1953. Para reflexionar un poco ¿no?.

El Vaticano es el Estado más rico del mundo por renta per capita, 407 mil dólares. Es la única religión que tiene banco propio. Se estima más de 5 mil millones de euros de depósito. Un religioso con sentido del humor lo justifica así: no se puede dirigir la iglesia con avemarías.

En este punto es interesante leer sobre la muerte del papa Luciani y la vida y obras de Michele Sindona (asesinado), Roberto Calvi (asesinado), Emilio Alessandrini (asesinado) Giorgio Ambrosoli (asesinado) y otros, todos ellos si bien por diferentes motivos, tuvieron relación con las finanzas vaticanas. A la cifra mencionada hay que sumar cantidades en otros bancos, por ej. en Suiza al menos existen tres cuentas de la Santa Sede sumando más de 3 mil millones de euros.

No hay que olvidar que estas astronómicas cifras son sólo para Italia, pero la Iglesia es una multinacional con más de 4.649 diócesis. Para finalizar otro motivo de reflexión: con el dinero del Estado la Iglesia desarrolla una gran desigualdad, mientras que los sacerdotes tienen salario y pensión las mujeres de la iglesia no, lo cual es también claramente anticonstitucional.

Imaginaros la cantidad de dinero que gana la Iglesia a manos de TODOS los países en los que recibe subvenciones. Para que luego los cristianos y demás religiosos nos llamen “materialistas” a los ateos, agnósticos y librepensadores.

¿Cuándo van a despertar los políticos?

¿Por qué el país necesita eminencias? 

¿Cuándo se liberará el estado y sus seguidores pagarán a la iglesia y a sus eminencias y sus cultos, ellos mismos?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada